Lunes, 25 Junio 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Apasionada, creyente, tenaz y dedicada mujer...

Miércoles, 15 Febrero 2017 16:01 Publicado por en Arquitectura

Lutah María Riggs icono del feminismo y de la arquitectura mundial.

Si bien, por avatares de la misoginia y un machismo desaforado, hay pocas mujeres destacadas, e insisto, no por que no existan miles de ejemplos, yo creo que los hay por millones, en el día a día y en todo el planeta. Sólo basta con ver el esfuerzo y lucha que hacen las madres de todos los hogares, que como heroínas sacan adelante a sus crías.

 

Por eso es bueno y necesario resaltar y difundir todas aquellas mujeres que han salido adelante y sobresalido a pesar de la vorágine de todos los hombres, quienes tratamos de impedir, a costa de lo que sea, que no exploten todas sus cualidades. Y tranquilas feministas, no escribo esto para redimir, disculpar o ser santo de su devoción, es una sencilla, simple y valida razón, dar el justo lugar a la otra mitad de la humanidad.

 

Así es que empezamos con la discreta, sobria y extraordinaria arquitecta Lutah María Riggs. Norteamericana de nacimiento, que cruzo dos siglos, finales del XIX y XX,  sin más apoyo que su madre y algunos familiares. Pero el mejor soporte que tuvo fue su tenacidad, tozudez y arriesgue; ya que a los 21 años, trabajando como bibliotecaria y teniendo a la mano las suscripciones del periódico de Santa bárbara, (su residencia a partir de los 18 años, ya que madre se volvió a casar y se mudaron a la soleada California) logro obtener una beca para la Universidad de Berkeley.

 

riggs

 

En 1919 termina sus estudios y se desplaza a Susanville, donde empieza a trabajar como dibujante, en el despacho del arquitecto Ralph D. Taylor, con quien realizó varios proyectos, pero es esos tiempos que descubre a una de sus máximas influencias y sobre todo redefine  su visión conceptual, recargándose en el estilo Neocolonial, George Washington Smith. Al poco tiempo, logra conocer a éste y se compenetro tanto que llegó a vivir y formar parte de la familia de Smith.

 

Todo empezó, y a pesar de las reticencias del veterano arquitecto de trabajar con una mujer, pero al notar el impresionante talento que tenía, iniciando por sus dotes como dibujante, pero con el avanzar de los días, se vuelve jefa de diseño y en 2 años se convierte en socia de la firma.

 

Durante estos años, Riggs fue prácticamente parte de la familia Smith. Junto a ellos viajó a México en 1922 y a Europa en 1924 en búsqueda de detalles arquitectónicos coloniales; colaboró junto a Smith en numerosos proyectos, entre los cuales cabe mencionar: “Teatro Lobero” (Santa Bárbara, 1922 – 1924), en el que se atribuye Riggs el diseño de las columnas y capiteles exteriores, el complejo histórico “El Paseo” (Montecito, 1925) y la residencia Steedman (Montecito, 1925), también conocida como “Casa del Herrero”; en 1930 fue ampliada por Riggs de manera independiente, quien diseñó una biblioteca octogonal para la familia Steedman.

 

1928 marca un hito en su vida, ya que obtiene su licencia como arquitecta independiente y es de las primeras mujeres en tener, para esos tiempos y pensamientos, ese privilegio.

 

riggs1

 

Durante la década de 1930 diseñó uno de sus proyectos más representativos: la residencia del Barón Maximilian von Romberg en Montecito en 1938, considerada por algunos autores como la obra maestra de su carrera, una “villa palaciega europea” que nació en el imaginario del Barón que fue visualizada y materializada por Riggs de manera sublime. En ese mismo período se unió al Instituto Americano de Arquitectos (AIA) en 1936. En 1939 realizó 18 diseños, incluyendo una pequeña cabaña colonial para Greta Garbo (1905–1990) en Los Angeles, rodeada de jardines que pudieran dar a la actriz sueca la privacidad que siempre buscó.

 

Después de todo esto, con el triste suceso de la Segunda Guerra Mundial, Riggs se dedica a otro género diferente, pero que también desarrollo de manera talentosa, elaborar escenografías para el poderoso estudio cinematográfico, Metro Goldwyn Mayer.

 

En 1950 regresó a Santa Bárbara, continuó su producción independiente, durante esta segunda etapa predominaron en sus obras los espacios exteriores despejados, vivibles, pórticos, terrazas, jardines y el cristal como elemento integrador entre el juego interior y exterior. De este período destacan proyectos como la casa de playa de Robert Gross (1949), la residencia de Alice Erving (Santa Bárbara, 1951), llamada por la revista Los Angeles Times la “tienda de cristal” (glass tent), la residencia Erdman (Santa Bárbara, 1959) y dos residencias para Wright Ludington, una en 1957 y la segunda en 1974.

 

En este periodo, se le permite trabajar, como mujer,  inclusive el ingreso a un venerado templo, que se estaba poniendo en boga en esos años de los 60’s  y 70’s, el Templo Vendanta, junto con el famoso Frank Lloyd Wright, logrando acercar, en su estilo y diseño, a las viviendas tradicionales japonesas.

 

Entre sus galardones podemos destacar el ser Miembro Honorario del Instituto Americano de Arquitectos y mujer del Año por la revista Los Ángeles Times.

 

 

Su habilidad de abordar el diseño a diferentes escalas: desde campos de golf, edificios, viviendas, escenografías para cine y jardines hasta los más minuciosos detalles como trabajos de herrería y losetas de cerámica, demostró su dominio total del diseño en todas sus variantes. Sus bocetos son ahora en día considerados obras de arte.

 

El estilo de vida de Lutah M. Riggs era “inusual” para su época: mujer soltera, profesional, trabajaba desde una oficina en su propia casa, sus diseños partían de una habitación, considerada el “vientre” de la vivienda, y posteriormente todos los espacios se distribuían en torno a éste. Según Lapin, Riggs definió el “estilo de vida” de Santa Bárbara, mucho antes de que existiera algo definido como “estilo de vida”.

 

Esto ha hecho que la Fundación Lutah M. Riggs, que se fundó en el 2013, rescate e impulse la historia de esta genial mujer, quien supo armonizar el medio ambiente con las estructuras que ella diseñaba, cuidando los detalles, así como todos los elementos naturales que los rodeaba. Quizás con las palabras aquí escritas no se logra comprender toda la belleza que consiguió esta excepcional mujer, pero mediante este teaser, puedan admirar todo su ingenio y genialidad…

Visto 408 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter