Lunes, 23 Julio 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Y como es mexicana, se le puede perdonar (quizás)...

Viernes, 05 Agosto 2016 14:17 Publicado por en Arte

Cristina Pineda le da voz (por negocio) al arte indígena

Michoacana de nacimiento, una tierra que le ha dejado una gran marca en cada de una de sus obras, y en general en todo ese arte prehispánico que la ha inspirado; lo que ha hecho que sea una activa promotora de las raíces ancestrales que habitan en estas tierras, y pone todo su entusiasmo y cariño en los diseños que ha cristalizado en cada uno de sus inspiraciones, aunque a veces sean por encargo.

De ser egresada de la Universidad Iberoamericana, de pasar por las aulas de la Anáhuac y  desarrollarse en cursos de impartición gubernamental, se dedicó a crear su propia compañía, PINEDA COVALIN, en conjunto con Ricardo Covalin, su compañero de estudios. De sus inicios, de cómo fue que se  financiaron sus primeros proyectos; gracias a desarrollar trabajos para empresas como Volkswagen y de ahí pa´l real como dicen en mi pueblo. Ya que es de sobra conocido, todo lo que han logrado en tan solo unos cuantos años. Esto ha sucedido por el enorme talento que posee esta bella mujer, pero más al increíble cariño y pasión por sus raíces, por el amor a lo mexicano, a sus tribus y a todas las figuras y formas geométricas que están en nuestras zonas arqueológicas y esos códices que interpretado Cristina.

Podemos hablar más de sus esculturas, como ese pequeño y simpático perro, XICO, que el mismo la ha llevado a diferentes países, museos y ha sido (y ya es) una pieza de arte, de culto gastronómico, tan así, que ya hay un concurso de creación chocolatera, tomando como base al animal multicolor. Pero no solo se ha quedado ligada a este bello personaje, se transporta a novelas gráficas, a libros que tienen dedicatorias y prefacios de Premios Nobel; ingenia y fabrica ropa de alta moda para pasarelas; produce bolsos que compiten con las otras grandes marcas del mercado. Redefine de una manera simple, sencilla, efectiva y bella, el trabajo de pintores famosos y contemporáneos, plasmándolos en diferentes piezas de ropa.

Regresando a lo culinario, vemos la mano de Pineda en casas como José Cuervo, en restaurantes como Sanborns, fabricas cerveceras como Corona y lleva sus artículos a prestigiosos museos y universidades privadas norteamericanas, ¡¡¡puf!!! No cabe duda que su talento, inspiración y practicidad se desborda por todos sus poros y solo le falta tiempo (como a todos los grandes) para que pueda sacar todo lo que hay en el tintero...

 

Visto 354 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter