Martes, 12 Diciembre 2017
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Títulos que no deberías dejar de ver, no te cambiarán la vida, pero son opciones distintas a tus taranovelas...

Lunes, 09 Enero 2017 19:31 Publicado por en Cine

Tres películas adictivas, llenas de heroína

Las sustancias tienen su público. Un amplio público que proviene de distintas clases sociales, todos ellos gozan con sus propiedades. Las disfrutan y ensalzan sus sabores, sus viajes oníricos y físicos. Las sudan y detestan. Las repudian, insultan, pero no las dejan. Son su let  motiv para seguir viviendo, pero viven solo para ella. Esa es su misión de vida.

 

Estos síntomas los podemos ver en varias y extraordinarias cintas, las cuales son como una catarsis para esas sociedades que las producen, tanto las drogas como las películas. Hoy hablaremos de manera resumida a tres de ellas, dos son contemporáneas y muy populares entre esos drogos, como su servilleta. Así vayamos por línea de tiempo:

 

El hombre con el brazo de oro (The man with the Golden arm).

 

Frankie Machine (Frank Sinatra como anillo al dedo le quedó este personaje) es un hombre manipulado y por consiguiente, desesperado. Es difícil dejar tus antiguas costumbres y más si están relacionadas con una sustancia tan poderosa y adictiva como la heroína. Frankie acaba de salir de la cárcel y quiere una nueva vida, que sea limpia, no quiere saber de sus anteriores actividades. Las partidas de póquer ilegales y su afición por la amapola transformada.

 

centro desintoxicacion 3434

 

El pero, ese que siempre existe para todos nosotros, en este caso tiene por figura a su codiciosa y embustera esposa. Zosch (Eleanor Parker) finge discapacidad, aprovechándose de ese accidente, que provoco su marido y finge estar paralitica. Frankie está acorralado por las exigencias de su mujer y la presión de su ex jefe mafioso, vuelve a las andadas y éstas lo empujan a meterse la deliciosa agua intravenosa.

 

El apodo, el de brazo de oro, es su maldición, ya que sus habilidades en las cartas son su perdición. Pero a la vez, esa extremidad, es usada para soñar y olvidarse de sus problemas. Irónicamente, su salvación es su propio verdugo, su esposa, al matar a un enemigo lo libera de sus pesos mudanos. Es todo lo que diremos de esta producción, dirigida por Otto Preminger, involucrada en los Oscares y que nos habla del gran problema que tienen los gringos con las drogas y no es un asunto que es de ahora, esta cinta es de 1957 y ya estaba adentro de los marasmos de la heroína y sus diferentes carteles de venta y distribución.

 

Trainspotting (Idem en México)

 

Dany Boyle supo interpretar la esencia del libro de Irvine Welsh y puso en el ojo de todos esos dañados a una panda de inadaptados sociales, que solo buscaban la satisfacción de sus miedos. Película que lanza al estrellato a Ewan McGregor como Mark Renton. Este y toda su pandilla de autodestructivos solo quieren divertirse y conseguir dinero para esas “oscuras” satisfacciones.

 

trainsppotting

 

Las aventuras y diferentes situaciones que van dándose al transcurrir la cinta, nos damos cuenta que hay un gran parecido a la realidad. ¿Cuántas veces no he visto esto en carne propia? ¿Cuántas veces no he intentado dejar mis deseos? Spud, Sick Boy, Mikey Forrester, Bergie y las omnipresentes mujeres. Cada uno de ellos tiene sus propios fantasmas y problemas. Vemos el intento de Renton por salir de esos ambientes y lo logra, tendiendo una trampa a sus cuates. Pudiendo extenderme, no lo hago, porque al final la protagonista es el caballo blanco, que lo cabalgan con las jeringas y nos transmite que pase lo que pase, así te abstengas y te sientas limpio, lo hecho bajo sus hechizos, justifican el gran gusto por sentir correr la marea dentro de las estrechas avenidas corporales.

 

Réquiem por un sueño (réquiem for a Dream)

 

No más la reciente sobre este tema, pero sí de las tres que estamos mencionando, este Réquiem tiene un extraordinario desfile de drogas: cocaína, anfetaminas, psicotrópicas y la estrella y preferida de los protagonistas, el caballo blanco de la heroína. A través de la película vamos conociendo a cada uno de los personajes, que sin importar su condición social o laboral, tienen la necesidad de abotargar su cerebro, escapar de sus fastidios y darle un giro a sus grises vidas y que sirvan para anodinar sus almas.

 

requiem

 

Jared Leto es quien une las tres estaciones que componen la historia, sus cómplices de adicción son su madre, una genial Ellen Burstyn (nominada al Oscar por esta actuación), su novia, la bella Jennifer Connelly y su amigo Marlon Wayans, todos ellos tienen sus sueños (como millones de nosotros) y todas esas quimeras se pierden fácilmente, situándonos en nuestro justo lugar y demostrarnos que no tenemos nada de especial.

 

Dos escenas para recordar, el refrigerador-monstruo persiguiendo a Sara (Burstyn), la madre de Harry (Leto) y para esos pervertidos como yo, el goce sexual de los voyeristas, quienes observan a la eternamente bella Connelly y otra hermosa mujer rubia.

 

Quizás no gusten de películas que no tienen grandes nombres de Hollywood o con grandes efectos especiales, pero los mejores efectos son los que sentirás en tus neuronas y si las acompañas con unas buenas dosis de maldad prohibida, te introducirás en la mente de los personajes y realizaras tu propio filme de drogadicto…

Visto 187 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter