Martes, 25 Septiembre 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *
Una d las mejores películas de todos los tiempos, y no porque sea mexicana se le haga menos; su valor trasciende el jodido tiempo...
Miércoles, 30 Septiembre 2015 00:00 Publicado por en Cinematografía

Los Olvidados de Buñuel (y de la mayoría)

Una película que marco época, de un director extranjero pero que tenía una impresionante afinidad con lo que era y sigue siendo ese México de los cincuentas, lo que estremece las entrañas y causa un chingo de escalofríos, es por una parte, sigue vigente el gran valor cinematográfico que todavía posee (no por nada es una Memoria del Mundo de la UNESCO) y en esa mencionada vigencia, mantiene un retrato fiel de la pobreza en el país, y para remate de ojeis, son los niños quienes cargan con el peso de esa maldición y con un dedo medio, porque índice se queda corto, nos señalan el miedo y lo pusilánime que somos.
 
Esta cinta le otorga a su creador un de los mejores premios de su vida, Mejor Director en el Festival de Cannes; pero como dicen los de antaño, el que más satisfacciones le dejo, fue el cariño y aprecio de los compatriotas de esa bella época. Hacer una reseña de esta obra, es realizar un ejercicio que ya ha sido manejado por otros y con mucho mejor tino y sapiencia; lo que quiero retratar es la frialdad y vitalidad que hay en el argumento y sus personajes. Teniendo al Jaibo como un predecesor de nuestros nuevos niños artilleros.  Continua ese presente, pareciera que no ha habido cambio de régimen, y es ahí cuando me doy cuenta que así ha sido, llega el putazo a mi realidad y me doy cuenta que nada ha cambiado, empezando por la cobardía de nuestras acciones y permitimos que una gran película, sea el reflejo más fiel de nuestra miseria.
El Jaibo somos nosotros, es la mano que mece la cuna y lo hace con un cinismo descarado; pero en cada chingadazo que da, demuestra que solo está diciendo la verdad que queremos esconder. Y qué decir de Buñuel, un adelantado o mejor dicho un testigo presencial de esos tiempos y veía que no hacíamos nada, por lo tanto insertaba sus cuadros surrealistas, para ver si había una reacción en el eterno moribundo, pero cero nausea, cero impulso, y desde esos tiempos, lo único que ha hecho el moribundo es parir hijos de la chingada por ambos lados, el que se activa para joder y el pasivo que se empina.
 
La película es la herencia, el nombre el estigma y eso hace que este filme sea monumental, ya que ahí está la Némesis propia, el voluntario que no quiere; ahí está el anatema de un país, Los Olvidados
Visto 431 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter