Martes, 14 Agosto 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Ni siquiera lo es, este artículo, solo es una pregunta personal...

Viernes, 12 Agosto 2016 01:00 Publicado por en Opiniones

El arte y su definición no entendida

Hace unos días, el admi de la página y encargado de las redes sociales tuvo a bien subir un video, donde se hace la entrevista a una joven artista; su interlocutora era igual de joven, puntualizo este punto para que se note que no había gran diferencia, se supone, en ideas y/o pensamientos. La chica en cuestión, la reportera, cuestiona a la expositora, la va llevando poco a poco, hasta que llega al punto de la cuestión (eso sin ser tan tardados), el concepto del arte. No continuo con el ejemplo, al menos no en este empiezo, prefiero ir al lid que aquí me trae, ¿Cómo defines al arte? ¿Cómo lo explicas?

Este es un tema que me atañe, no como un experto, no como un creador, ni siquiera como un corresponsal bien informado. Por alguna extraña razón, el arte, en todos sus sentidos, me atrae; a veces lo entiendo, en otras no pio de lo que veo o escucho. Con eso me descalifico y quizás con esto, debería dar por saldado el artículo e irme a la mierda. Pero no, soy necio y atrabancado, necesito exponer mis puntos de vista, porque quiero (alguna vez me dijeron esta frasecita y pensé que nunca la iba a utilizar y miren ustedes paisanos...), porque todo este rollo, estas interpretaciones de la sublimeza humana ( si se me permite este término), es totalmente subjetivo. Aun habiendo escuelas, aun habiendo connotados profesores y estudiosos, el arte es algo que nunca dejara satisfecho a nadie, ni siquiera a los propios artistas, siempre hay disyuntivas que te pueden hacer voltear e ignorarlo, o caso contrario, quedarte pasmado por un largo rato, cautivado con la enseñanza.

El arte puede ser una pieza gigantesca, con tonos, detalles y figuras similares a la naturaleza misma o puede ser un una pieza muy intricada, con variopintos que parecen estar enredados y sin lógica alguna, ni para el pensamiento ortodoxo o la física misma. En ambos casos, el arte encierra misterio, evoca antiguas, pero vigentes pasiones. El arte puede enaltecer y humillar al intelecto humano, ya sea por separado, ya sea en conjunto. El arte puede ser fácil de hacer, puede ser complicado; el arte puede ser comprensible, así como inelegible. El arte puede doler y también gustar; puede perderte en ensimaciones, en retoricas absurdas o sencillas platicas de entendimiento. Puede partirte la madre o glorificarte sin esperar nada a cambio.

El arte no debe ser encerrado en aulas, es más, ni siquiera en solemnes, lúgubres, imponentes y majestuosos museos. El arte no debe ser estudiado como una materia rígida, ni ser motivo de una carrera exasperante, aunque en su sentido común lo es, pero ese es un ejemplo de desmadrar el tiempo y proponer o nada de eso. El arte debe fluir con todas las expresiones, nos gusten o no. El arte debe ser enseñoreado, hasta la más alta de las vitrinas. El arte debe ser vilipendiado, más no ignorado.

Según yo, todas las propuestas deben de ser aceptadas, en el sentido de que tienen cabida a una demostración, si guste o no, eso es otra cosa. Al final, cuando Picasso pinto Guernica, cuando Herón Martínez moldeo sus sueños, cuando alguien hizo la primera escultura de la gran madre Tierra, cuando los mexicas construyeron una ciudad encima de un lago, cuando todos esos desquiciados pensaron diferente, nadie, absolutamente nadie daba un centavo por ellos. Muchas de esas construcciones, sea la que sea, se han perdido, esfumado del colectivo de la historia y no son nada para dejar como herencia. Pero el intento pudo haber alcanzado a otros y éstos le dieron un enfoque distinto que si dejo huella, con su respectiva controversia, pero de que hablaron, hablaron, lo dijo mejor Oscar Wilde, pero la idea es esa. El arte no debería ser un problema, no debería ser un impedimento, es más, ni debería tener obstáculos financieros o de razonamiento.

Solo es una ocurrencia, no es una tesis doctoral ni una solución integral, pero si un desahogo para evitar que se siga satanizando la cultura, con trabajo tenemos sitios, mujeres u hombres que se atrevan a marcar diferencia, entonces que diablos queremos, seguir apendejando las neuronas con taranovelas, con reality shows y demás porquerías. Mmm pero pensándolo bien, cada quien su puto desahogo espiritual y mental...¿Y unas cubetas con agua es arte?

 

Visto 922 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza.