Martes, 14 Agosto 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

De uno que se halla en la Juárez y se llama Mr. Pampas...

Viernes, 28 Octubre 2016 21:52 Publicado por en Opiniones

Hicimos un Mystery Shopper a un restaurante de Puebla

Hoy vamos a iniciar un nuevo ejercicio, quizás quede en un solo artículo, porque la neta, no es nuestra especialidad y no somos expertos gastronómicos; pero ignorantes no somos y dicho de manera coloquial, sabemos tragar, aunque no somos tan internacionales. Por eso insisto, solo es un mero experimento y nos fuimos a un restaurante que se llama Mr. Pampas, cadena que tiene muchos locales en el país, su especialidad son las carnes, por eso es que nos atrevemos a hacer esto que pomposamente llaman Mystery Shopper.

Hubo una buena cortesía en la recepción, la hostess, se mostró simpática y nos llevó a nuestra mesa, ya estando ahí, y para no herir susceptibilidades, no mencionaremos el nombre de quien nos “brindó” el servicio; nos atendió un mesero que deja mucho que desear, ya que su actitud de servicio no era la adecuada, con apatía en la atención y descripción de los platillos. Creo que muchos de esos empleados se sienten con toda la sabiduría gastronómica y ostentan una presunción ridícula, pensando que muchos de los consumidores son inferiores en sus gustos culinarios, y esto ya fue un empiezo lento y decepcionante, pero bueno.

Los cortes que desfilan de su cocina a las mesas, van bien montadas en esos trinches o espadas, ya que como deben de saber, el concepto de Mr. Pampas está basado en ese popular enfoque de los brasileiros. Es por eso que manejan sus espadas de forma adecuada, ahí si no se tiene queja, la habilidad de quienes las portaban, son de gran forma, contrastando la educación del encargado de nuestra mesa, quien ni las bebidas ofreció. Regresando a los cortes, la mayoría de los que probamos estaban en su punto, con la cocción adecuada y un jugo especial: las arracheras, la chistorra, la chuleta de cordero, jiva de res; hasta ahí todo bien, hasta que llego el consabido “pero”: las costillas al BBQ, presentaban una consistencia desagradable al paladar y lógico, un mal sabor.

Es un poco contrastante que una marca que es bien reconocida, no estén supervisando al cien por ciento todos sus productos, lo que nos dejó un mal sabor de boca en la experiencia, y no porque todo haya sido malo, al contrario, se puede considerar una comida que satisface en cantidad y la calidad.

Es así como terminamos este pseudo estudio, obvio, sabemos que se pisaran muchos callos y saltaran de manera inmediata, algunos ostentándose como simples seguidores, pero en el fondo son cuates de algún empleado de ese restaurante. Pero nunca está de más hacer estos ejercicios, sin importar que mientan madres y quieran romperla, por cualquier cosa aquí andamos…

Visto 664 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza.