Jueves, 21 Septiembre 2017
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Sin duda, en los últimos años ha sido uno de los escritores favoritos por millones de personas en el mundo por su tono fuera de lo normal y quizá hasta áspero en sus textos.

Sábado, 19 Agosto 2017 14:39 Publicado por en Literatura

Bukowski, una literatura de realismo

Creador de obras como El cartero, Erecciones, eyaculaciones, exhibiciones, Escritos de un viejo indecente, Ordinaria locura y Música de cañerías; poemas como Pájaro Azul o Lanza los dados, Bukowski formó un nuevo estilo que retrata rasgos de un realismo violento.

 

En el libro La senda del perdedor, Bukowski refleja parte de su vida en Los Ángeles, en la época de la Depresión en Estados Unidos y la Segunda Guerra Mundial. El protagonista, Henry Chinaski es un personaje que atrapa al público al leer sobre el maltrato que sufría, la fragilidad en medio de una situación difícil y la fortaleza que debía tener cada día, o simplemente a veces el personaje se deja llevar por la vida, por el tiempo, como una bola de nieve que va girando en una pendiente.

 

Quizá su vida en la pobreza, su infancia, quizá sus vivencias en el periodismo, quizá sus experiencias en un mundo bajo, lo llevaron a escribir  con una actitud diferente, una actitud muy criticada pero que hoy es reconocida porque él se atrevió a hablar de lo cotidiano de forma directa.

 

Bukowski, falleció a causa de leucemia, el 9 de marzo de 1994, en Los Ángeles, California, donde habitó gran parte de su vida, donde escribió de la miseria, de relaciones familiares, de mujeres, de cerveza, de alcohol, de traiciones, de sexo, de amor, de todo lo que puede vivir cualquier persona en un barrio.

 

Su literatura, ciertamente no es para todo el lector, es para quien ve el mundo real, tal y como es, sin caminos rosas y estrellas doradas, por eso es que su fama ha trascendido más en nuestros días, hoy, en un mundo que se torna a veces incierto y decadente.

 

Te dejamos uno de los poemas de Charles Bukoski.

 

Cómo ser un gran escritor

Tienes que cogerte a muchas mujeres,
bellas mujeres,
y escribir algunos poemas de amor decentes,
y no te preocupes por la edad
y los nuevos talentos.
Sólo toma más cerveza, más y más cerveza.

 

Ve al hipódromo por lo menos una vez
a la semana
y gana
si es posible.

 

Aprender a ganar es difícil,
cualquier pendejo puede ser un buen perdedor.

 

Y no olvides tu Brahms,
tu Bach y tu cerveza.
No hagas demasiado ejercicio.
Duerme hasta el mediodía.

 

Evita las tarjetas de crédito
o pagar cualquier cosa a tiempo.
Acuérdate de que no hay un pedazo de culo
en este mundo que valga más de 50 dólares (en 1977).

 

Y si tienes capacidad de amar
ámate a ti mismo primero
pero siempre sé consciente de la posibilidad de
la total derrota,
ya sea por buenas o malas razones.

 

Un sabor temprano de la muerte no es necesariamente
una mala cosa.

 

Aléjate de las Iglesias y los bares y los museos
y como las arañas, sé paciente,
el tiempo es la cruz de todos.
Más el exilio
la derrota
la traición
toda esa basura.

 

Quédate con la cerveza,
la cerveza es continua sangre.
Una amante continua.
Consigue una buena máquina de escribir
y mientras los pasos van y vienen más allá de tu ventana
dale duro a esa cosa,
dale duro.

 

Haz de eso una pelea de peso pesado.
Haz como el toro en la primera embestida.
Y recuerda a los perros viejos,
que pelearon tan bien:
Hemingway, Celine, Dostoyevski, Hamsun.
Si crees que no se volvieron locos en habitaciones minúsculas
como te está pasando a ti ahora,
sin mujeres
sin comida
sin esperanza…
entonces no estás listo. Toma más cerveza.

 

Hay tiempo.
y si no hay,
eso también está bien

igual.

 

Fuente: Grupo en concreto

Visto 42 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

Ocioltura

Ateo y loco de nacimiento, creativo en profesión y programador por accidente, fanático de las películas de terror, sociopata musical de Armando Palomas e Iván García, de reciente manufactura en el mundo de la fotografía.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter