Martes, 14 Agosto 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Breve intento de desahogo en la rídicula forma conocida como cuento, (el rídiculo soy yo)...

Viernes, 13 Julio 2018 20:16 Publicado por en Literatura

La Noche Tenebrosa...Cuentos para salir y desobedecer...

Cae así, sin avisar, con sus nubes aislando los pocos atisbos de luz que pueda haber. No quiero imaginar ni sugestionar, sólo participar con su oscuridad, caminando. Faltan horas para que el trecho acabe, metros y metros por avanzar. En ese recorrido te pierdes, física y mentalmente, la negrura te envuelve, invitando a que seas uno de sus seres.

Más que correr, camina, lentamente, atento a las voces, a los suspiros y corrientes de aire que pasan a tu lado, acompañando la feliz incertidumbre. Camina, voltea con cualquier ruido, cualquier susurro, involúcrate cuando creas que sea el correcto. No desprecies.

oscuridad

Los habitantes de las sombras ya salen a encender su noche, alejando a los que quieren emitir la pedestre, repugnante y supuestamente luz bonita. No hay nada de malo en ser negro, en tener la tonalidad morena, nunca reniegues de ellos. Ahí están las teas humeantes, limpiando la suciedad diurna, la invasora de calles y almas. Es en ese periodo cuando más vierten falsedades de inmoralidad secreta; es cuando más contaminan y conminan a comportarse con falsos códigos de sobriedad.

Para todo hay que ser sobrios, para todo hay que fingir. No evites la caída, ella te levantara más que la abstinencia, te elevara a recónditos sitios que te fascinaran sin límite alguno. Te codearas con personajes maravillosos, maestros del lado oscuro, de pestilente aroma de maldad pura. Es en esa pureza donde hay más sinceridad, cero hipocresías, ya que te hablaran de frente y abusaran de tus debilidades para su propio bien…te despojaran de los buenos y falso sentimientos.

noche tenebrosa

Al terminar el rito, entraras con todos los miedos activos a la noche tenebrosa. Los pecados serán las únicas acciones por realizar. El “no mataras”, el “no desearas la esposa de tu prójimo” y todas esas barbaridades desaparecen. Desprecia las escrituras, porque ellas te desprecian y te despojan de la bestia que en realidad eres. Camina lentamente, seduce a los débiles, juega con ellos, hazles saber que eres el peor de los amigos. Ya distraídos, acaba con ellos, deshazte de cada partícula que los conforma. Devora los espacios que ocupan. Descuartiza sus cuerpos, literalmente, ya que no son dignos de ti.

La iniciación ha sido puesta en escena, habitas con tus congéneres, aúllas con ellos, declamas gritos de placer y dolor a la incipiente luna, que asoma su cara tímidamente porque sabe que está invadiendo lugares que no son suyos, la dejan bailar un rato, para que los ingenuos vean lo que les pasara si se atreven a entrar a esa noche, la cual no les pertenece. Los borregos tienen que estar en sus cálidos corrales, si salen van a ser arrasados como si del arrebato bíblico se tratara. Pero en lugar de Miguel o Gabriel, quienes llevaran los macuahuitls juzgadores serán Ilamatecuhtli, quien con su rugido incitara a la iniciar la eterna guerra; también veras deambular a Iztli pidiendo los obligados sacrificio y él no distinguirá entre los supuestos buenos o malos. En esos sangrientos campos volara la Mariposa de Obsidiana, Itzpapólotl, quien junto con sus huestes clamara por el alimento de su composición.

noche tene4

En la noche tenebrosa tienes que invocar la hemofilia, tienes que drenar el mundo, aplicar la higiene en ese sentido contradictorio, porque cada vez son más los innecesarios los que pululan en el ancho y frágil planeta. Los ríos tienen que aumentar los caudales, desaparecer en 40 jornadas a esas masas, pero tiene que ser bajo el reino de las sombras, porque esa es la invención e intención de la noche tenebrosa.

Es así como te invitamos para que bailes al son de las llamas carmesí, con los aluxes, con los peludos, bellos habitantes de la selva, los chaneques. Ellos nos alimentan el alma tenebrosa, nos ofrecen las semillas para que surtamos la imaginación, expandamos la mente hacia los otros puertos, desafiando a los barqueros, porque esos también son ojetes, pero honestos para llevarte a los ojos del Mictlán.

Porque ya saben los que saben, que los mejores manjares se dan en los escondites del inframundo, es en las madrugadas donde el nixtamal se vuelve platillo, cuando las hojas envuelven el divino tesoro, ese que da orgasmo a los 5 sentidos nutriéndolos con la magia negra, vitaminas que nos darán mejor vista interna. Las cocinas, de todo tipo, están activas, humean los ingredientes, destilando olores que provocan el babear, el antojo de los damnificados, de desterrados y expulsados de esa superficial camarilla, que para estas horas, tiemblan con los sonidos, pero desearían estar compartiendo el banquete de los malditos.

noche tene luna

Esos malditos encabezan cualquier celebración, son festivos hasta en la tristeza, pero son feroces desmadrosos cuando mastican los restos de los agonizantes espíritus; a pesar de la alegría, allí no hay piedad. No, es por eso que esa sinceridad es fría, pura desde sus raíces. Esa es la virtud de la noche tenebrosa, no hay estatus ni clases sociales, todo es regido por el caos, como gran teul, rindiendo pleitesía a la gran Huey Tlatoani: la reluciente calaca con su gran penacho, ella es la reina, ela es quien religiosamente manda.

Hoy reclama su trono, aunque le es vetado por esos ignorantes pusilánimes que se hincan, saliendo de sus bocas pestilentes la peor de las herencias, la actual palabra. La hediondez trata de alcanzar los abismos donde place la señora, por eso se ha vuelto cautelosa, asombrosamente ingeniosa, sobre todo porque tratan de erradicarla, banda de pendejos, se le puede negar la entrada por años pero nunca le cerraran las puertas. Es así que nuestra amiga vive detrás de cada uno de nosotros, sin ser vista, aparentemente; pero hoy, en el inverso del día, puede reclamar la tierra que le ha sido negada con las brillantes cúpulas, palabra con doble sentido moral.

luna nubes

Es así como la legión llega de improvisto, pero puntual a la no deseada cita; ahí están, corriendo el cerrojo, adentrándose a las fangosas lagunas de la ciudad. Los barrios son barridos por las carrozas invisibles, las que sueltan los polvos mágicos, para dormir a los temerosos e inspirar a los perezosos, las siguientes victimas por adiestrar, tal cual y viles mascotas. Te digo esto porque creerás que entrar es fácil, que pertenecer a la manada es cosa de mierda. No, nunca, eso es para los inocentes ilusos. ¿o pensabas que es como un club?

Hay círculos, senderos por recorrer con el debido miedo, con el pavor que da caminar por esas agrestes calles, donde la iluminación es un simple gesto, dado por un botón mediocre, producto absurdo que nos los protegerá de las garras, de las redes…

Para estar allí se debe de tener temple, bolas para saber que la has cagado y nada ni nadie te va a agarrar la mano para sacarte del pedo en que te has metido. Solo andarás, en las sandalias del engaño, pastando por los agrios campos podridos; esa es tu verdadera misión si decides entrar. Recorrer el velo es lo sencillo, desgarrar la tela para crearte un vestido adecuado para la ocasión, pero donde las agallas se ponen a prueba es no estar allí, si no negarte a participar en la orgia, en el carnaval de la podredumbre, porque sigues cayendo, la verdad sea dicha, te encantara sentirla y no querrás huir a casa con mami…

luna escondida

Visto 63 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter