Lunes, 15 Octubre 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Antes que nada debo de ser franco, algo que esperaba con ansias casi se va al caño por no ser paciente con mis alegres demonios...

Sábado, 06 Octubre 2018 15:46 Publicado por en Literatura

Lázaro y los alzados, la reseña.

La cita ya estaba concretada desde hace semanas. La misión era de lo más sencilla pero trascendental, platicar con el autor de una novela gráfica que tiene un gran valor por su temática y hechura, que si le damos la justa dimensión artística puede crecer más de lo que está previsto. Esa era la misión.

Cumplí a medias, el vídeo que está resguardado dentro de las tripas de mi celular así lo atestigua. La charla fluyo con cierta tersura y no lo digo porque haya habido elementos de encono, al contrario, hubo grandes coincidencias e invitados imprevistos que también dieron aporte a la plática y los motivos de la inspiración y elaboración. Pero esa es harina de otro costal visual y que no tardaran en ver.

El let motiv para este intento de artículo es describir la obra de este hermano habitante de la antigua sede imperial. El título más que directo, Lázaro y los alzados. Ellos están ahí para recordarnos el fondo del argumento, un argumento real y que desgraciadamente seguimos padeciendo. Más de 100 años de injusticias pactadas, donde la desgracia y el drama son de sobra conocidos, los actores, a pesar de los rostros, siguen siendo los mismos. El abogado también. Tal cual Fausto es tentado para recuperar su memoria, pero el buen Lázaro no sabe que es una trampa más. Mefistófeles somos la mayoría, no aceptamos a los atrevidos, tampoco les damos la voz, el espacio necesario para tener un radio de acción decente y con equilibrio. No, como infernales que somos, somos despectivos, indiferentes a los clamores.

El padre de esta novela, de este libro grafico se le conoce como Luis Alberto Villegas Muñoz, extraordinario artista que ha sabido explotar su talento, tomando como base a Posadas y más ese increíble grupo de ilustradores del siglo XX, el Taller de la Gráfica Popular. Los miembros de esta asociación han dotado a Ville (ese alter ego que vive en Luis) de ideas que se vuelven físicas a través de los lápices y tintas del contemporáneo autor, así, éste le da voz y rostros a esos interminables tormentos de esto que conocemos como México.

Lázaro y los alzados deben de sopesar mucho la decisión de encontrar esos retazos de negros recuerdos porque abren más que heridas, abren ataúdes llenos de muertos y vivos sin voluntad, así como a otros que son más vivos que humanos: los gobernantes y el sistema que defienden hasta la muerte, pero de los otros.

Lázaro y los alzados es riesgo, porque a pesar de esos dolores, hay motivos suficientes para volver la cara de los amados, para volver a encontrar el rostro de la inocencia, de la paz y los ideales que nos devuelvan la calma y tranquilidad.

Hay algo que no he mencionado, la narrativa escrita, hecha en poesía, líneas que son directas, que, desde mi humilde perspectiva, trata de dotar con belleza los acontecimientos que va exponiendo, denunciando la vigencia de ese México Bárbaro. Para ese desarrollo, Luis tuvo que hundirse en la podrida historia reciente, esas que tienen por nombre Ayotzinapa, Aguas Blancas, San Fernando, el 68, el Halconazo y más notas que parecen estar en un carrusel, porque parecen no abandonarse y sólo se refrescan con un número más a las esquelas que pueblan todos los medios comprometidos con decir las verdaderas cifras de esa montaña de huesos y cráneos.

Esa es la labor de Ville, darnos un chingadazo para despertar y dejar de ser indolentes ante una verdad que si es absoluta. Nos enseña que por medio del arte se combate el fragor y locura de las armas de fuego, y más por esas manos que las empuñan. El arte debe de ser por y para el pueblo, por eso nos trae un memorial para tener de dónde agarrar el vuelo a la hilacha. Nos deja información sobre el Taller de Gráfica Popular, para que sepamos de sus integrantes, de sus obras, de los mensajes que éstas llevan, de la lucha hecha y derecha por décadas, de nombres acuñados para la posteridad aunque quieran esconderla por pena y vergüenza. Esa que les corroe porque saben que darles la libertad, la educación…la verdad a la gente, es hacerlas pensantes y es el primer paso para su extinción como gobierno, como sistema opresor.

Busquen a Lázaro y los alzados, es de Ensamble Comics A. C. y por el momento tiene un tiraje de 1000 ejemplares, que espero sea más grande la producción y yo creo así será, más por el precio que ostenta, 200 de los devaluados (aunque la camarilla diga lo contrario), y eso es un precio muy barato al lado de otras cosas que no son nada útiles como lo puede ser este libro…

Visto 176 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Galeria de imagenes

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter