Lunes, 23 Abril 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Las letras expresan cualquier sentimiento, cualquier estado de ánimo y más si están en las manos correctas como las de este talentoso colombiano...

Lunes, 13 Marzo 2017 22:08 Publicado por en Literatura

Una carta, un clamor suicida de Andrés Caicedo

Éste fue un escritor que supo llevar a cabo esos adagios de los 70's y 80's: "Vive rápido y muere igual" o "sí tienes más de 20 estás muerto". Caicedo murió joven, por sus propias manos, pero antes de eso, dejó un puñado de obras literarias y con ella, consagró su inmortalidad en la literatura. Ahora es redescubierto por las nuevas generaciones y que sigue siendo respetado, admirado, y sobretodo, lo siguen extrañando sus pares de generación.

 

Su obra se los dejó a que la busquen con su sincera curiosidad, sólo les dejo una carta, una carta donde se despide de su madre y en ella, expresa su ingenio y humanidad; dejando latente sus demonios y ansias, su deseo por irse, desdeñando la vida, las relaciones sociales y su aversión hacia esa conformidad y apatía que la gran masa traemos...

 

Mamacita: Cali, 1975.

 

Un día tú me prometiste que cualquier cosa que yo hiciera, tú la comprenderías y me darías la razón. Por favor, trata de entender mi muerte. Yo no estaba hecho para vivir más tiempo. Estoy enormemente cansado, decepcionado y triste, y estoy seguro de que cada día que pase, cada una de estas sensaciones o sentimientos me irán matando lentamente. Entonces prefiero acabar de una vez.

 

De ti no guardo más que cariño y dulzura. Has sido la mejor madre del mundo y yo soy el que te pierdo, pero mi acto no es derrota. Tengo todas las de ganar, porque estoy convencido de que no me queda otra salida. Nací con la muerte adentro y lo único que hago es sacármela para dejar de pensar y quedar tranquilo.

 

…Acuérdate solamente de mí. Yo muero porque ya para cumplir 24 años soy un anacronismo y un sinsentido, y porque desde que cumplí 21 vengo sin entender el mundo. Soy incapaz ante las relaciones de dinero y las relaciones de influencias, y no puedo resistir el amor: es algo mucho más fuerte que todas mis fuerzas, y me las ha desbaratado.

 

…Dejo algo de obra y muero tranquilo. Este acto ya estaba premeditado. Tú premedita tu muerte también.

 

Es la única forma de vencerla.

 

Madrecita querida, de no haber sido por ti, yo ya habría muerto hace ya muchos años. Esta idea la tengo desde mi uso de razón. Ahora mi razón está extraviada, y lo que hago es solamente para parar el sufrimiento.

 

No más palabras, explicaciones o descripciones...

 

Visto 375 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter