Jueves, 21 Junio 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Una obra que puede parecer corta, pero que, hasta cierto punto, es digno de la prolífica carrera de Carlos...

Sábado, 18 Marzo 2017 21:44 Publicado por en Música

Los treinta años de Carlos Arellano en un CD

La obtención de este cd me llego en una borrachera en el Bar Karuzo, (que ahora le llaman foro cultural, pero para mí es lo mismo y no lo digo con mala leche); estaba yo con un par de cuates, uno contemporáneo en edad y desgastantes  en vicios, el otro más chavo pero que me ha enseñado el manejo básico de ciertas cuestiones de tecnología y de una nueva forma de ver la amistad en Puebla.

 

Esa noche era una presentación especial, la de Carlos Arellano y un disco que tenía cierto tiempo en espera de una luz verde, ya que, como se lee adentro del estuche del disco, en un prólogo emitido por un gran amigo del artista (Moisés Ramos Rodríguez), fueron dos años los que pasaron para que éste  fuera editado.  La velada estuvo buena, con mucha cerveza corriendo, pero con mejores notas en las bocinas, ya que fueron algunos artistas, admiradores, discípulos y compañeros de Carlos y nos dieron una probadita de lo que viene en la grabación del maestro.

 

arellano fondo

 

Y como el espacio es leve, nos metemos hasta la cocina con la descripción del acetato digital. Todas las canciones son de la autoría del buen Arellano, y cada rola fue escogida por el artista invitado, cada uno de ellos se acoplo a la letra y sentimiento de Carlos. Pero en este caso, quiero empezar con la única canción que no fue interpretada por la persona, se supone, está en los créditos. Esta es Aletya, a quien he tenido la fortuna de escucharla y su voz, en el disco de Arellano, ha sido alterada, por no decirlo, usurpada. El caso ya ha sido analizado por el maestro y alumna, coincidiendo que hubo un cruce de información y más aún, interpretación de quienes manejaron las consolas de grabación.

 

Haciendo de lado esa contradicción de producción, todos los involucrados dieron lo mejor de sí y en todas las canciones hay un dejo y sentimiento de cada cantante, haciendo suya la autoría, cuidando las creaciones de ese viejo lobo de mar.

 

arellano contenido

 

 

Si quieren saber un poco más de las canciones y sus letras, busquen el disco, el cual pueden encontrar en Zónica o Karuzo Bar y al hacerse de él, tendrán un pedazo de historia de la música poblana contemporánea…

 

Visto 295 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter