Viernes, 24 Noviembre 2017
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Defrauda uno de los organismos públicos que debe de velar por los intereses de México...

Miércoles, 25 Enero 2017 20:12 Publicado por en Noticias de México

Desatiende INAH plagio de destilado

Yanireth Israde González

 

Cd. de México (16 enero 2017).- Científicos mexicanos denuncian el plagio de investigaciones que situarían al tequila y al mezcal como bebidas prehispánicas, con al menos 3 mil 500 años de antigüedad y no como productos mestizos, derivados de la Colonia, según se han considerado hasta ahora.

 

Los biólogos Patricia Colunga y Daniel Zizumbo, investigadores visitantes de El Colegio de la Frontera Sur, y el arqueólogo Fernando González, académico del INAH, sostienen que los antiguos mesoamericanos pudieron haber fabricado destiladores de barro para obtener bebidas espirituosas.



Para probar tal hipótesis, que reformularía la historia de los licores mexicanos y los podría hacer contemporáneos de los chinos, solicitaron la colaboración del arqueólogo molecular Patrick McGovern, científico de la Universidad de Pennsylvania (UPenn), el "Indiana Jones de las antiguas cervezas, vinos y bebidas extremas", como se le conoce, cuya ética ponen ahora en duda.

 

En un documento enviado al INAH el 28 de septiembre de 2015, del que REFORMA tiene copia, Colunga, Zizumbo y González refieren acciones que pudieran considerarse plagio, violación de códigos de ética y conflicto de intereses por parte de McGovern, quien usó la información proporcionada por los expertos mexicanos para que la cervecería estadounidense Dogfish Head Craft Brewed Ales produjera una bebida artesanal, como se observa en un video promocional disponible en YouTube y proporcionado como evidencia al INAH.

 

El científico de la UPenn y Sam Calagione, fundador de la empresa, se reunieron en Rehoboth Beach, Delaware, para preparar artesanalmente, frente a la cámara, "nuestra más nueva vieja bebida o una de las bebidas más antiguas en la historia de la civilización", una cerveza que también es licor, con pulque como base. Durante el proceso, Calagione refirió "descubrimientos" que ubican en México los orígenes de las bebidas destiladas.

 

"Nosotros proporcionamos información porque era útil para la investigación y de repente vemos que McGovern la está usando con fines comerciales, para hacer cervezas que rescaten lo ancestral", lamentó Colunga, especialista en agaves desde hace 30 años.

 

"Ahora el boom de la cerveza es gigantesco y mucho de lo que se está buscando son nuevos sabores, nuevos aromas: la cuestión ancestral", destacó Zizumbo, mancuerna de Colunga en el estudio de la dieta mesoamericana, ámbito en el que desarrollaron sus estudios sobre destilación prehispánica, publicados en revistas científicas nacionales e internacionales y en el documental "Los mezcales del occidente de México y la destilación prehispánica", premiado en 2012 en el Festival Pantalla de Cristal.

 

"Porque hablar de mezcales y de alcohol per se es muy distinto a concebirlos como parte de una cultura alimentaria, parte de una dieta con todo un corpus de plantas, técnicas agrícolas y transformación de alimentos", enfatizó Colunga.

 

Los biólogos invitaron a participar a McGovern para que buscara rastros químicos de agave en fragmentos cerámicos de vasijas capacha -identificadas así por la cultura a la que pertenecieron- provenientes de ofrendas halladas en entierros del sitio arqueológico El Diezmo-Adonaí, de Colima.

 

Dobles y triples, provistas algunas de tubos, las vasijas pudieron usarse para la cocción de fermentos de agave que al vaporizarse y condensarse producirían alcohol concentrado, como lo constataron Colunga, Zizumbo y González durante un experimento con réplicas de los antiguos recipientes capacha. Esta tecnología, de acuerdo con los especialistas, retoma los principios de la olla para cocer frijoles, que al taparse genera el caldo, en realidad un destilado.

 

"De encontrarse químicamente rastros de agave serían determinantes para probar que estas vasijas fueron usadas para destilar", explicó Colunga, en tanto que Zizumbo destacó el grado de sofisticación que implica este método.

 

"La fermentación es un proceso natural, si dejas algún jugo naturalmente se fermenta, pero para producir licores necesitas un proceso muy elaborado", contrastó el científico, adscrito hasta el año pasado al Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), del que también formó parte Colunga.

 

Critican 'Pasividad' del INAH

 

En otra carta enviada al INAH el pasado 18 de diciembre, los especialistas apremian al encargado del organismo, Diego Prieto, para que intervenga urgentemente, tras un año de haber sido enterado del caso que involucra también a la historiadora Laura Almendros, investigadora del Centro INAH Colima.

 

Almendros habría incurrido en usurpación de funciones al suscribir un acuerdo de colaboración con McGovern el 6 de diciembre de 2013 para que éste efectuara los análisis químicos en los fragmentos de vasijas capacha.

 

"Este acuerdo internacional nunca fue turnado a las autoridades del INAH para que fuera rubricado. A su vez, el acuerdo nunca fue remitido a las autoridades de la Universidad de Pennsylvania", se lee en la denuncia.

 

A ambos se les acusa de incumplir lo pactado, pues el acuerdo de 2013 indica que los resultados de los análisis debían publicarse de manera conjunta. McGovern lo infringió con el video promocional de la cervecera, el 20 de mayo de 2015, y Almendros al publicar el artículo "El mezcal y su posible origen prehispánico", el 11 de octubre de 2014 en la revista Mexbcn, de Barcelona. Por eso también la acusan de plagio y violación de códigos de ética.

 

"A nosotros lo que más nos afecta es el despojo de la propiedad intelectual de la investigación; lo que más nos lastima como investigadores es que hayan difundido resultados sin dar créditos al equipo mexicano", señaló el arqueólogo Fernando González Zozaya.


La vulnerabilidad, dijo, aumenta con la omisión del departamento jurídico del INAH.
"A más de un año de lo ocurrido", escriben en el más reciente documento, "no han sido desahogadas las pruebas de los hechos denunciados ni hemos recibido contestación alguna al escrito que presentamos ante el Jurídico del INAH y el Consejo de Arqueología el 28 de septiembre del 2015".

 

David Suro, presidente de Tequila Interchange Project (TIP), organización que apoyó la exportación temporal de las vasijas para su análisis químico en la UPenn, criticó al INAH por su "actitud pasiva".

 

"Me acerqué al INAH desde que estaba Teresa Franco en la dirección y la respuesta fue que iban a proceder e iban a investigar y no se hizo nada. Tuve contacto también con la oficina de Diego Prieto (actual encargado del Instituto y antes Secretario Técnico) y quedaron formalmente que iban a ponernos al tanto de cual era la situación legal y no ha habido ningún tipo de respuesta. Es frustrante porque las muestras de las vasijas son propiedad de la nación y no se han repatriado".

 

Tampoco se cumplieron los plazos señalados en los documentos. El Formato para la Exportación de Muestras, con fecha del 10 de octubre de 2013, establecía un periodo de análisis de un año y tres semanas en la UPenn, y el retorno de las mismas en enero 2015. La entrega de resultados al Consejo de Arqueología del INAH estaba prevista para marzo del mismo año.

 

"Nosotros esperaríamos que el INAH emitiera un extrañamiento a Patrick McGovern por el uso comercial de la información y lo obligara a que nos proporcionara los datos, la información en crudo: no nos sirve que nos digan si hay evidencia química o no (de agave); necesitamos ver los datos químicos originales que se hayan obtenido a partir de las muestras enviadas y analizarlos en equipo para sacar conclusiones y publicar los resultados. Eso fue lo convenido", afirmó Colunga.

 

Por lo pronto la investigación está detenida.

 

Info: reforma.com

Visto 181 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter