Martes, 14 Agosto 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Batalla decisiva para la historia...

Jueves, 07 Junio 2018 11:25 Publicado por en Noticias internacionales

EL Día que cambió la Historia: D – Day.

El pronóstico del tiempo de esa fecha es considerado como el más crucial en el transcurso de la humanidad, pero no fue tan fácil como ahora se ve a la distancia, antes de lanzarse a la incógnita de esa batalla, la lluvia de esa zona, al norte de Francia, no era nada amigable. Las mareas no daban tregua para que las embarcaciones pudieran partir con cierta tranquilidad y así arrancar la Operación Overlord.

Para detallar más ese impresionante capítulo les traemos un nuevo hilo publicado en Twitter, resumiendo parte de lo que sucedió en esas playas. El mencionado hilo proviene de Hawker Hurricane y dice lo siguiente:

06 de Junio de 1944: se conmemora el aniversario del Desembarco Aliado en Normandía (Francia) bajo nombre clave Operación Overlord. Ésta a su vez incluía 2 etapas: Operación Neptuno (por mar) y Operación Tonga (aerotransportada).

Una fuerza multinacional de cerca de 180.000 tropas norteamericanas, británicas, canadienses, franceses y polacos libres se distribuyeron en 5 puntos de desembarco: Playas Omaha y Utah (U.S.A.), playas Gold, Juno y Sword (anglo-canadienses).

A esto se agregó un sexto punto llamado Point Du Hoc para anular las baterías de artillería pesada que martillaban las playas de Utah y Omaha donde la resistencia alemana fue más feroz. Para la defensa de las playas los alemanes contaban con 2 divisiones estáticas: la 709a y 716a de Infantería. A ésta se agregó una tercera, la 352ª.

Culminada esa histórica jornada se reunieron en las playas de Normandía un número de alrededor de 250.000 tropas y 50.000 vehículos blindados. Ésta batalla se prolongó hasta el 25 de Agosto de 1944 con la liberación de París y propició el inicio de la caída del Tercer Reich.

Cerramos con esta otra frase que nos da, en una sencilla exclamación, dada por el Comandante en Jefe de las fuerzas aliadas:

El considerado "pronóstico meteorológico más importante de la historia" habilitó a Eisenhower a dar el "OK, we'll go!" para el desembarco de los Aliados en Normandía.

Así es como conmemoramos esa cruenta batalla, y como decíamos al principio, cambió el rumbo de lo que pudo ser y no fue, el sentido que se le quiera dar puede ser subjetivo y cada uno tendrá su opinión de si fue positiva o negativa esa drástica transformación que tuvo la II Guerra Mundial.

Como dato adicional y final, les dejamos la carta que leyó Eisenhower a los paracaidistas, antes de incursionar en arenas galas:

¡Soldados, marinos y aviadores de la Fuerza Expedicionaria Aliada!

Están a punto de embarcarnos en la Gran Cruzada, hacia la que hemos empleado todas nuestras energías durante muchos meses. Los ojos del mundo los contemplan. Las esperanzas y las plegarias de las gentes amantes de la libertad en cualquier lugar marchan con ustedes. En compañía de nuestros valientes aliados y nuestros hermanos en armas en otros frentes, van a conseguir la destrucción de la máquina de guerra alemana, la eliminación de la tiranía nazi sobre los pueblos oprimidos de Europa y la seguridad para todos nosotros en un mundo libre.

Su tarea no será fácil. El enemigo está bien entrenado, bien equipado y curtido en el combate. Luchara de forma despiadada.

Pero esto es 1944. Muchas cosas han ocurrido desde los triunfos nazis de 1940 – 1941. Las Naciones unidas han infligido a los alemanes grandes derrotas, en combate abierto, hombre a hombre. Nuestra ofensiva aérea ha reducido seriamente su fuerza en el aire y su capacidad para continuar la guerra en tierra. Nuestros frentes en casa nos han dado una superioridad abrumadora en armas y municiones de guerra y han puesto a nuestra disposición grandes reservas de hombres entrenados. ¡La marea ha cambiado! ¡Los hombres libres del mundo marchan juntos hacia la victoria!

Tengo plena confianza en su valor, devoción por el deber y habilidad en combate. ¡No aceptemos otra cosa que no sea la victoria total!

Buena suerte, e imploremos todos las bendiciones de Dios Todopoderoso sobre esta gran y noble misión.

Dwight Eisenhower.

Feliz D – Day para todos…

Visto 121 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter