Martes, 25 Septiembre 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Esos parientes del lejano oriente se la curan con la nacional...bebida...

Miércoles, 22 Agosto 2018 18:33 Publicado por en Noticias internacionales

Las cervezas mexicas invaden la China.

Al mercado cervecero en México le va bien, no sólo por el consumo nacional, sino por la demanda en otros países, como es el caso de China. Ya ven chavos, hasta los ojos de regalo les gusta la cebada nacional, hecha con harta calidad aunque siendo honestos la pinche chela ya no nos pertenece..

En 2012 se exportaron 51,000 hectolitros desde territorio nacional al país asiático, mientras que en 2016 se enviaron 386,000 hectolitros. Para que vean cabrones, de que se vende, se venden miles de caguamas, sin excepción.

“El 80% de las exportaciones son a Estados Unidos, pero también mercados como el de China han crecido mucho, el segundo es Australia, luego Reino Unido, Chile y Canadá. La cerveza mexicana ha crecido por su calidad, estamos incluso por arriba de países tradicionalmente cerveceros como Alemania”, comentó Maribel Quiroga, directora general de Cerveceros de México, en entrevista. Esta morra si sabe, la experiencia que tiene la hace tener los pelos de la burra en la mano.

Recientemente, Carlos Brito, CEO de ABInBev (dueña de Grupo Modelo), compartió que Corona está conquistando al mercado internacional, sobre todo a China, donde recientemente se convirtió en la marca número uno de cerveza importada. Eso ya lo sabíamos, la corona siempre ha mandado a pesar de las leyendas negras que han emitido los hojaldras cabeza cuadrada, hijos de Hitler; pero eso es karma, los cerveceros chingaron a los pulqueros con la famosa manita.

“La marca continúa creciendo rápidamente en el segmento súper premium en China, donde recientemente se convirtió en la marca de cerveza importada número uno”, dijo en conferencia con analistas tras los resultados financieros de la empresa al primer trimestre de 2018.

En el primer cuarto de este año, la marca tuvo un crecimiento de 25.1% en los ingresos dentro de México, mientras que fuera del país incrementó 40.3%, principalmente, por China y Europa Occidental. No mamen, están chupando más los extranjero que nosotros, no nos dejemos, hay que defender la patria de esos arribistas.

De acuerdo con datos de Cerveceros de México, el año pasado se alcanzó una producción total de 110 millones de hectolitros de cerveza, alrededor de 5% más que los 105 millones de hectolitros de 2016. Eso carajos, eso es tomar no mamadas a la reata meadora.

“Eso nos coloca como el indiscutible cuarto productor de cerveza en el mundo, pues estamos incluso por arriba de países como Alemania, que el año pasado tuvo una producción de 95 millones de hectolitros. Debemos celebrar el crecimiento sostenido que ha tenido la cerveza en nuestro país. No es un crecimiento fortuito, se deriva de la apertura de nuevas plantas y de la inversión por arriba de los 70,000 millones de pesos desde 2015 a la fecha en la industria”, comentó Quiroga. Ese pinche hijo de su gachupina sabe, los números no mienten.

Las inversiones en plantas de Grupo Modelo en Zacatecas, el complejo más grande del mundo en su rubro, la de Yucatán y próximamente la nueva fábrica en Hidalgo, así como la séptima planta en México de Cuauhtémoc Moctezuma – Heineken, ubicada en Meoqui, Chihuahua, están impulsando a la industria. Nadie va a parar las ganancias de los belgas, literal, porque los frutos que recibimos los mexicanos sólo son salarios de los chambeadores.

De los 110 millones de hectolitros, el año pasado se exportaron 33 millones de hectolitros, en tanto que en 2016 se enviaron 32 millones de hectolitros, lo que representa un crecimiento de 2.8%. El 80% de las ventas de esta bebida en el extranjero son a Estados Unidos. Ahí subiendo la adicción, que bueno, para que no seamos los más borrachos del planeta…

Seguimos informando desde las trincheras de la perdición etílica y drogadicta…

Visto 53 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter