Lunes, 22 Enero 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

Su atracción por la naturaleza, así como la variabilidad disciplinaria en la que plasmó sus creaciones, hicieron de Gerardo Murillo, mejor conocido como Dr. Atl, uno de los artistas más influyentes de la historia de México.

Martes, 11 Agosto 2015 00:00 Publicado por en Pintura

Dr. Atl uno de los grandes artistas plásticos de México

Su atracción por la naturaleza, así como la variabilidad disciplinaria en la que plasmó sus creaciones, hicieron de Gerardo Murillo, mejor conocido como Dr. Atl, uno de los artistas más influyentes de la historia de México.

Su estilo vanguardista y la experiencia obtenida durante sus estudios en Europa lo convirtieron en el principal ideólogo del muralismo en el país, que a la postre explotarían Diego Rivera (1886-1957), David Alfaro Siqueiros (1896-1974) y José Clemente Orozco (1883-1949), entre otros.

Gerardo Murillo Cornado nació el 3 de octubre de 1875 en Guadalajara, Jalisco; recibió enseñanzas en pintura de Felipe Castro, más sus estudios formales los realizó en la capital del país, en la Escuela de Bellas Artes, según información del sitio "colegionacional.org.mx".

Fue becado por el presidente Porfirio Díaz (1830-1915) para que pudiera continuar con su formación académica en escuelas europeas, donde prosiguió sus estudios de pintura y se interesó por la filosofía y el derecho, disciplinas que estudió en la Universidad de Roma, en Italia.

En el país europeo participó en el Partido Socialista Italiano y con el periódico "Avanti", y "fue caminando hasta París para escuchar las cátedras de Henri Bergson sobre arte". Fue en esa época en la que el escritor argentino Leopoldo Lugones (1874-1938) lo bautizó como Dr. Atl.

Poco después regresó a México, donde organizó una exposición para la revista "Savia Moderna", que patrocinaban los jóvenes más brillantes del momento, muestra en la que exhibieron sus primicias Francisco de la Torre, Diego Rivera y Ponce de León (1460-1521), quienes acabaron con el llamado estilo "pompier".

En el otoño de 1910 se llevó a cabo una exposición para celebrar el centenario de la Independencia, a la que el pintor calificó como el inicio de la revolución artística, y aunque su trascendencia no se notó en el momento ello fue visible con el paso de los años.

Dr. Atl participó políticamente del lado carrancista y se interesó por la vulcanología, que había estudiado en Italia, lo que también dejó plasmado en la pintura. Entre sus aportaciones técnicas están los "atl color", que se podían imprimir sobre papel, tela o roca.

En el campo de su interés por los volcanes, confesaba que mientras caminaba siendo niño gustaba de pintar los paisajes que veía; igualmente, subió con frecuencia al Popocatépetl y al Ixtaccihuatl y fue testigo del nacimiento del Paricutín, en 1943.

Fenómeno sobre el cual elaboró apuntes y pinturas, que habría de exponer al año siguiente en el Palacio de Bellas Artes, y que enriqueció para la publicación del libro "Cómo nace y crece un volcán, el Paricutín" (1950).

Según la misma fuente, las monografías que elaboró sobre las iglesias de México y las artes populares "fueron en su tiempo revelaciones fundamentales".

Al Dr. Atl se le otorgó la Medalla "Belisario Domínguez" en 1956 y el Premio Nacional de Artes en 1958. Su genio artístico lo desplegó asimismo en la literatura, arte en el que escribió varios libros de cuentos con temática y tratamiento provocadores.

Sin embargo, su mayor impronta es visible en la pintura, arte en el que fue uno de los iniciadores del muralismo y su estilo sirvió de base para otros reconocidos representantes del movimiento, como Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.

Dr. Atl ingresó a El Colegio Nacional el 6 de noviembre de 1950 y renunció a su nombramiento el 5 de julio de 1951. Finalmente, murió el 15 de agosto de 1964 en la Ciudad de México.

(Notimex) 

Visto 286 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

Ocioltura

Ateo y loco de nacimiento, creativo en profesión y programador por accidente, fanático de las películas de terror, sociopata musical de Armando Palomas e Iván García, de reciente manufactura en el mundo de la fotografía.

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter