Domingo, 22 Abril 2018
Iniciar sesión

Identificate

Usuario
Password *

 

El presidente se harto de los morenos e hijos de Alá...

Jueves, 20 Agosto 2015 00:00 Publicado por en Politica

El Putín se emputo

Una parte de los pensamientos y escritos del señor Vladimir, dedicado a los que llegan por sus fronteras, a los que viven en sus países vecinos y le recuerda lo que fue en su momento la URSS. El oso se ha levantado, gruñe y muestra los dientes con saña, ya lo han sentido en Ucrania y en Chechenia. La rabia ha entrado con fuerza en las ciudades de origen cien por ciento eslavo, como Moscú y San Petersburgo, quieren sacar las hoces y martillos de la era soviética; lean, piensen y opinen:

“En Rusia vivid como rusos! Cualquier minoría, de cualquier parte, que quiera vivir en Rusia, trabajar y comer en Rusia, debe hablar ruso y debe respetar las leyes rusas.
Si ellos prefiere la Ley Sharia y vivir una vida de musulmanes les aconsejamos que se vayan a aquellos lugares donde esa sea la ley del Estado.
Rusia no necesita minorías musulmanas, esas minorías necesitan a Rusia y no les garantizamos privilegios especiales ni tratamos de cambiar nuestras leyes adaptándolas a sus deseos.

No importa lo alto que exclamen “discriminación”, no toleraremos faltas de respeto hacia nuestra cultura rusa.
Debemos aprender mucho de los suicidios de América, Inglaterra, Holanda y Francia si queremos sobrevivir como nación.

Los musulmanes están venciendo en esos países y no lo lograrán en Rusia.
Las tradiciones y costumbres rusas no son compatibles con la falta de cultura y formas primitivas de la Ley Sharia y los musulmanes.

Cuando este honorable cuerpo legislativo piense crear nuevas leyes, deberá tener en mente primero el interés nacional ruso, observando que las minorías musulmanas no son rusas.”

Sefardíes latinoamericanos.

 

Visto 441 veces

¿Te gusto? ¡Compartelo!

Autor

el invidente zurdo

No confianza, no placer, dudas, melancolía y nostalgia, lo que la mayoría de los humano es, yo soy. El que cree en todo y en nada, la aburrición del alma, de la mente y la vida. Nací en medio de unos que son masa, yo he crecido así, fusionando mis mentiras con la verdad que desnuda, pero pendejo no soy, ya que uso la máscara, la que cargan toda las mujeres, todos los hombres: los depredadores natos de la naturaleza. 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter