in ,

Como ser mamadeitor y no morir en el intento: Las caras sucias.

Había una vez una familia que se decía y sentía sacra…

Y lo eran, siempre y cuando no bajaran la vista y vieran donde cayera su mierda, tal cual palomas rastreras…

¡¿Para que voltear el rostro?! sí sabían que esa era la muestra más clara del pecado que llevan encima…

Por cierto…

Es el año 2023, de la nueva generación, de las inteligencias artificiales que son más inteligentes que 8 mil millones de humanos…

Después de un cataclismo más, hemos aquí, viendo como las aguas se retiran, las montañas se alivian y la lluvia parece como un prometedor bálsamo…

Pero toda esa expectativa se dio al trasto con los bebés inflados…

Niños que tienen más musculo que cerebro, pero que piensan que son maravillosos indestructibles…

Pura… Tal cual… mamada de esteroides…

Jajajajaja. Todavía recuerdo lo retadora de la mirada, los brazos atrás, en posición militar, como si el estafador lo fuera…

Pero debemos fingir, para que el cliente no se ofenda y traiga, a la veterana madre que vive sometida, aterrada y complacida de ser una oveja marrana manchada…

Y como todo buen mamadeitor, solo no puede, necesita – cuando recuerda – a la vara podrida que dice ser su otra mamá, aunque ellos saben que solo actúa como tal para las benditas redes sociales, porque de otra manera… Ja, ja… Del olvido al no me acuerdo siempre será su mantra…

Como se pueden dar cuenta, todo lo descrito es parte del manual que deben tener esos mal paridos niños apañalados que dedican más tiempos al gimnasio que a reflexionar y meditar de como ser una buena persona…

Fingen ser buenos hijos, más cuando llegan los piadosos parientes, cuando están éstos, el mamadeitor se coloca su mascara, practica su mejor sonrisa y engaña a los ingenuos consanguíneos…

Pero ¿cuáles son las reglas básicas para ser mamadeitors?

Son simples y directas… Pasemos a verlas:

  • Tener de 16 a 30 años…
  • Ser blancos, o en otras palabras whitexicans…
  • Añadiendo mierda al apartado anterior: “intentar imitar a los whitexicans”…
  • Pasar más horas en el espejo que en un baño regular de limpieza personal…
  • Dedicar de 3 a 4 horas – como mínimo – al “gym” …
  • Desfalcar a la abuela que se cree madre…
  • Intentar estar a la altura de la madre luchona que lo ha abandonado por cierto tiempo…
  • Engañar y timar la inocencia de la tía buena onda…
  • Presentarse como la última maravilla de la humanidad sólo porque cree que así lo dictan los adenoides… Aunque dudo de que sepan que son esa parte humana… Y más cuando en su pta vida ha tenido humanidad…
  • Fingir ser interesante porque así lo requiere un examen de admisión…
  • Ser gamer…
  • Victimizarse todas las veces posibles, porque se ejercitan a falta de padres ausentes – presentes… Esta es la peor de las jaladas, tan así que como lo hacen, tendríamos un puente a Urano… Sin albur…
  • Hacer fraude cada vez que le pidan trabajar… ¡Dios santo! Se le van a caer sus fornidos brazos…
  • Llorar cuando le pregunten por sus padres biológicos, pero al él le vienen valiendo dos kilos de longaniza…
  • Vestir como si la ropa tratase de ajustarse a sus “maravillosos” músculos…
  • Hacerse el muerto cuando le pidan barrer, porque “eso” no es para sus fuertes – pero delicadas – manos…

Podemos seguir con esos “increíbles” mandamientos dictados por las dos neuronas solitarias de un cerebro despejado…

Pero creemos que no es necesario…

Al final… Esas esperanzas de cambio generacional se quedan en un tarro de esteroides y de malos pensamientos…

Dedicada al pendejete que succiona sangre solo por el hecho de ser un tiro equivocado por un par de estúpidos… Empezando por la madre, y no, no somos misóginos, pero, ¡mierda! Estas nuevas generaciones se matan solas…

Esta es obra del Moribundo Feliz, que, como ya hemos dicho antes, deambula por las cuadras del centro histórico, recolectando pet, cartón, papel, aluminio y deshechos mentales humanos…

Nota del editor. La pseuda edición es hecha por el Invidente Zurdo, por lo que cualquier desgarro gramatical y / u ortográfico es responsabilidad de este pueril ente…

Written by Invidente Zurdo

Redescubriendo la “Tormenta” de Iván García y Los Yonkis

Represión laboral (y otras cosas más) en la Secretaría de Cultura de Puebla