in

She Past Away puso a bailar al Beat 803

¡Carajos! ¡Qué noche tan chingona la de anoche!

¡Y qué lugar tan fregón para fusionarse con los artistas!

¡No mames!…

Bueno, tomemos un poco de aire, respiremos, exhalemos y pongamos en orden las ideas, cosa que no va a ser fácil ya que, después de un periodo de inactividad autoral por culpa de un bendito virus, mis neuronas están en huelga permanente. Pero vamos, dejemos las quejas a un lado y hablemos de este increíble concierto.

Los chidos chavos de I Can Fly en el Beat 803…
Foto del Invidente Zurdo…

Como en todo escrito, hagamos un paréntesis y hablemos de sus teloneros, de los cuales sólo vimos al segundo de las bandas involucradas, I Can Fly, un verdadero descubrimiento, al menos para su servilleta. Ellos son originarios de las lejanas, salvajes y exóticas tierras de Ecatepec, estado de Peña Nieto. Con dos producciones discográficas bajo sus brazos, siendo una de las más recientes, Ocean Beyond Earth. En sí todas sus rolas son muy buenas, saben lo que hacen y lo hacen muy cabrón arriba del escenario. Se la rifaron, derrocharon energía y huevos al asunto, con lo que se ganaron a la audiencia de manera rápida y constante.

Fue una buena forma para abrir apetito por estos frenéticos y oscuros ritmos…

Pero nos comen las ansias para hablar de un grupo de culto, que tiene una buena legión de seguidores de todos los estratos, aunque siempre son los rebeldes y outsiders los que más sobresalen. Eso lo constatamos la noche del martes 23 de noviembre en el Beat 803.

Cabrona fiesta en el Beat 803 para er a She Past Away…
Foto del Invidente Zurdo…

Hagamos un necesario paréntesis sobre el sitio donde se oficio esta misa musical. El Beat 803 se está convirtiendo en obligado lugar para este tipo de recitales, ya que tiene un ambiente amigable, con cierta libertad que en otros lugares no hallas ni pagando una buena pasta por unos cuantos tragos.

El Beat crea una simbiosis única con los adoradores de estas corrientes musicales, lo que lo vuelve idóneo para ir a desahogar las tensiones del día, la chamba, la pareja o la loza que cargues. Su entorno es íntimo, cosa que hace que salgan los duendes… los desadaptados que quieren ausencia de rigidez y escrutinio público de las personas de buena moral.

Volkan Caner, frontman de She Past Away…
Foto del Invidente Zurdo…

No, no me malinterpreten, lo que ha hecho este grupo de entusiastas, de manera independiente, con el apoyo de todos los que se involucran, tanto adentro como afuera de los escenarios, está marcando una diferencia, lo que provoca que músicos de renombre hayan decidido pisar sus instalaciones.

No nos retrasemos más y hablemos de la extraordinaria banda de post punk conocidos como She Past Away, quienes nos deleitaron con sus mejores rolas, haciéndonos bailar, saltar y sudar de poca madre. Sus canciones insignias se colaron por las bocinas con potencia, a pesar de unos pequeños detalles con el sonido, pero que fueron arreglado de manera rápida por los técnicos del Beat.

Doruk Oztúrkcan haciendo magia en el Beat 803…
Foto del Invidente Zurdo…

Nosotros, los espectadores coreamos muchas de sus canciones con enjundia inusitada, lo que trajo una reacción positiva e inmediata por parte de los dos integrantes de la agrupación. Eso hizo que sacaran más energía interpretativa, dejándonos ver sus influencias, las que han sabido amalgamar con su enorme talento para bien de nosotros, sus fieles fanáticos.

Así se dejaron caer himnos como Kasvetli Kutlama, Monoton, Asimilasyon, Durdu Dünya, Sanri, Rituel, Sanri y otras más. Lo que se agradece enormemente, ya que no dejaron nada en las alforjas y así deleitar a cada quien que asistió a su concierto, que estuvo de poca madre…

She Past Away en acción ante su feligresía del Beat 803…
Foto del Invidente Zurdo…

Agradecemos infinitamente a Andrea Aldana y a todo el staff del Beat 803, por hacernos testigos de esta gran velada, que terminó con unas cuantas chelas frías para tratar, inútilmente, rehidratar cuerpo, alma y emociones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

Sólo 16 mujeres han ganado el Premio Nobel de Literatura

Anatómica de Cisco Jiménez se instala el Museo Amparo