in

12 am y 3 líneas

Serie: Fábulas macuarras…

Doce AM y tres líneas esperando, licor barato y por barato digo 30 pesos mexicanos por un litro de delicioso y exquisito Tonayán – ya hemos hablado de este resbaladizo destilado cegador de amor etílico -, me encanta por ser tan versátil como su servilleta y combina con todo, lo toma la fina, lo toma el más pobre no importa solo somos almas en búsqueda de embriaguez barata y pegadora y nada mejor que TONY.

El siempre me hace olvidar mis problemas con las mujeres y el mal día del trabajo es muy buen amigo de mi segundo amor, aunque Tonayán es el tercero en discordia y lo sabe, pero no es nada celoso, más al contrario como diría Lord Peña.

Sabe su posición en la cadena de felicidad y respeta su puesto, literalmente ja, ja. Porque siempre que veo a Valentina, mi segundo amor, recordamos que hacemos un lujurioso trío al sonar de alguna rola que me recuerde algún sentimiento ya que ellos dos me hacen olvidar todo.

Una noche, queriendo que fuera lluviosa, no hay ningún sonido más que mis diablos y ángeles peleando algo a lo que ya me acostumbre y me causa morbo escuchar a ambos. Algunas veces alguno destaca por su forma de lavarme el coco ja, ja, j.

Les conté que mi última relación termino por algo similar, más no igual; dos diablitas de buen ver trataron de hacerme cocowash ¿o yo a ellas? no lo recuerdo bien y no fue por ellas, sino por mi bien.

Has de saber que tener novia es lo más lindo y excitante de la vida, pero contrae una responsabilidad la cual a veces no te deja pegar el sueño. O en su defecto por la cual, el noviazgo, te arrancas todos los putos pelos de la cabeza-

Pero te hago una pregunta seria ¿Vale la pena cada puta despelucada? Mi respuesta es que sí. Cada puto momento, junto a una diablita lo vale, a pesar de que prefiero estar con un ángel; me gusta, pero aburre tanto como estas 4 caguamas que ya me acabé y nomás me empanzona, solo que no me apendeja.

Como diría Bukowski, no hay mujer que, cuando te corte, te haga perder la cabeza. Malditas diablitas, es un precio que no me importa pagar, con tal de saber que alguna vez fui un puto mortal.

Vendo mi humanidad por hacer el recorrido de Dante a la inversa, pero en lugar de Beatriz, quiero que me acompañe una diabla, una como Lilith, para que pueda regodearme en el dolor de la partida, de la indiferencia del espacio tiempo y sea juzgado como el eterno villano de la femineidad.

Mi anhelo es estar junto a ella, agarrando su garra y contemplar la hermosa tundra helada del séptimo círculo. Deseo departir con el gran señor de los cuernos la carne de los máximos pecadores, más del denostado y poco comprendido Iscariote. Me relamo mis bigotes por sentir la tersura de esa piel añeja.

Virgilio debería ser suplido por el mencionado Charles y que el haga las paces por nosotros dos. Con botella en mano, un buen reserva Tony, añejado en los toneles más sucios del bajo mundo, donde los meados son el ideal complemento para agregar el buqué desquiciante de sentidos y pecados.

No quiero explayarme más, no lo he hecho nunca y no creo empezar hoy, ya es tarde, la luna está siendo devorada por las sombras y mi cuerpo pide esquina. Hasta aquí queda mi testimonio, el salmo diario que les rezo para que hagan lo mismo que yo. ¿O creían que tenía que ser lo contrario? No mamen, si todos fuéramos los normales que exige la sociedad y política, que pinche aburrimiento.

Nos vemos luego, que vuelva a despertar de mi letargo diurno.

Fin

Cuento escrito y donado por Michel Espinosa, mejor conocido como el Pingu, quién es un amante y defensor del uso lúdico de la adrenalina…

El escrito nos llegó en forma de pergamino pirata y tuvo que ser descifrado por la deshidratada y retorcida mente de su servilleta, lo que me llevo a ensamblar, en la fábula mariguana, algunas de las pláticas embriagadoras que ya habíamos tenido en algún oasis de rutilante urbe poblana…

Miche Espinosa, Pingu, al igual, también responde a sus vociferantes duendes verdes como el Kukis…

La imagen de la portada es tomada de internet de manera libre sin restricciones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

Hot dog Dubai para millonetas

EL Louvre y su primera mujer directora: Laurence des Cars