in

Las nuevas Memorias del Museo Urbano Interactivo

Como mencionamos en un artículo anterior, el Museo del Tecnológico de Monterrey cambio de nombre, más no de misión. Sus conceptos fundacionales siguen vigentes, los cuales se pueden resumir de una manera sencilla, pero con profundidad de fondo: ser un espacio sólido para las inquietudes creativas.

Con ese ideal, el MUI abre sus puertas a dos nuevas exposiciones las cuales llevan por nombre: Memoria Sonora y Memoria Gráfica – Starter Kit. Ambas son parte de algo denominado Residencia Covid.

Este proyecto integra dinámicas virtuales, físicas e híbridas entre expertos en la práctica artística y científica. Conformada por un artista residente y científicos del departamento de Bioingeniería y Ciencias de la región sur del Tecnológico de Monterrey.

“Durante cuatro meses de colaboración, el proyecto ha entretejido relaciones entre la comunidad docente, estudiantil y autores experimentados produciendo cruces de conocimiento entre las especialidades del grupo de trabajo, para generar nuevos entendimientos y divulgación de temas críticos relacionados a la pandemia”. Señala Victorino Morales, director del MUI.

La exhibición moldea y presenta una experiencia colaborativa de la memoria y mancha que produjo la epidemia. 

“La gráfica y la sonoridad son dos de los productos de esta experimentación artística-científica que rescatan el cruce de la práctica artística de Luis Canseco, nuestro artista residente, y de la científica del Dr. Miguel Ángel Ontiveros, del Dr. Pabel Cervantes y del Dr. Iván Martínez, profesores investigadores de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tecnológico de Monterrey en la región sur” señala Hugo Díaz, Curador del MUI.

Luis Canseco destaca que “la residencia artística que llevó a cabo en el MUI fue de mucho aprendizaje, una experiencia increíble y que los intercambios y la forma de cómo se entabla la información y cómo se conecta la gente fue un proceso novedoso, fue una idea maravillosa que surge de cómo conectar con distintas posibilidades.”

El objetivo es hacer que el público explore y experimente la mancha y memoria que ha dejado la epidemia COVID en la sociedad, a través de ejercicios colaborativos diseñados bajos dos productos que generó la residencia: Memoria sonora y memoria gráfica.

Memoria Sonora 

Gracias a la participación de más de 100 ciudadanos, se diseñó a través de elementos de audio, un proyecto que expresa el sentir social durante la pandemia.

Posterior a ello, alumnos de Ingeniería en Producción Musical realizaron una curación sonora, donde se obtuvieron resultados relacionados con la frecuencia de la felicidad, paisajes sonoros que evocan tristeza y otros elementos más.

Memoria Gráfica, Starter Kit

El objetivo de este proyecto consiste en construir otra pieza colaborativa que constituya la memoria del sentir de las personas durante la época de pandemia, pasando de hogar en hogar piezas de cerámica recubiertas con “material termo reactivo”.

100 personas intervendrán en las piezas, con la idea de plasmar en ellas diferentes aspectos que marcaron su vida durante este periodo.

Para conocer más de esta exhibición puedes visitar https://elmui.online/  y ver el resultado de este proceso de experimentación que demuestra cómo en tiempos de contextos difíciles y de ruptura de la esfera pública, si la gente colabora, las cosas salen mejor.

Ocioltura recomienda ampliamente este nuevo proyecto, no dejen de visitarlo a la dirección dada líneas arriba…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

El Museo Tec es ahora el Museo Urbano Interactivo

Historia y descripción del San Bernardo