in

Agave Rosa, mezcal artesanal con el color del sabor

Día a día, cada vez más mujeres se suman a la noble actividad de la elaboración del mezcal, a pesar de las barreras que siguen existiendo, y no sólo en esta industria, sino en la sociedad en general. Pero eso, afortunadamente, está cambiando, dando su justo lugar a las maestras mezcaleras que hay en todo el país, las cuales son muchas.

Agave Rosa es una empresa de ellas, donde mucho de su talento es conformado por mujeres. Lo que la hace una marca pensada y montada en honor a las mujeres que trabajan allí. Todo su esfuerzo se nota desde la plantación del agave hasta parte de los procesos de la destilación y parte de la comercialización. Además de que todo el etiquetado y envasado se realiza de manera manual por mujeres de la comunidad.

Dicha población es San Diego La Mesa Tochimiltzingo, Puebla, que se halla a 40 minutos del Pueblo Mágico de Atlixco. En esta comunidad se elabora mezcal de manera tradicional durante 250 años, heredando técnicas ancestrales que se han transmitido de generación en generación.

Comprometidos con esta tradición desde hace años y siendo la quinta generación, Agave Rosa elabora mezcales con productos 100 % naturales, libres de químicos y colorantes artificiales. Toda su fabricación es de hechura artesanal y plasma lo mejor del mezcal en tradición e innovación para estar en el gusto de los consumidores.

Lo mejor de todo, es que, al adquirir alguno de sus productos, ayudan a la comunidad a seguir con la tradición y apoyando directamente a los fabricantes de esta bebida de los dioses. Y para que vean que tipo de productos se elaboran en Agave Rosa, les dejamos una reseña de cada uno de ellos.

Mezcales afrutados

Estos se realizan con base de frutas naturales, las cuales se mezclan con mezcal proveniente del agave Espadín; el cual da el perfecto balance entre ambas bebidas. Estas etiquetes están dirigidos a las personas que no están acostumbrados a beber mezcales blancos, ya que los afrutados cuentan con “sólo” 22 grados de volumen de alcohol. Los sabores que manejan son: Jamaica, tamarindo, coco, maracuyá y café.

Mezcal Espadín

Quizás éste sea el más común, ya que este agave tarda una menor cantidad de años en madurar, entre unos 6 a 8 años en su crecimiento. Su nombre científico es Agave Angustifola y sus notas de cata van desde herbales con sensaciones de frescura y toques ahumados.

Mezcal Papalometl

El significado de este agave es de origen náhuatl y se traduce como “Mariposa”. También se le reconoce como Tobalá y es uno de los más cotizados por su lento crecimiento y, en su mayoría, se le puede hallar de manera silvestre. Nombre científico: Agave Potatorum Zucc y tiene un período de maduración de 12 años (cultivado) y 15 en estado silvestre. Las notas de cata traen aromas florales con firmeza, además de sensaciones aterciopeladas a miel y rosa de cacao.

Mezcal Agave Azul

Este es un agave que normalmente se utiliza para elaborar tequila y se le dan notas dulces y ahumadas. Su nombre científico es Tequilana Weber, su maduración se promedia en 8 años y en su degustación se pueden percibir sabores dulces con toques ahumados y floral, suave al paladar.

Mezcal Hojuelas de Oro

Uno de los productos estrellas de todas las líneas. Tiene una base de mezcal azul al cual se le integran hojuelas de oro de 24 kilates 100 % reales y comestibles. El brilla que de éstas emanan, aportan a la bebida un estatus y le da mayor valor.

Mezcal de Alacrán

Mezcal que puede considerarse exótico y afrodisiaco. Destilado Espadín, en el cual se deposita un alacrán, el cual suelta su veneno dentro del mezcal y es macerado por tres meses para obtener un toque de sabor a tierra con olor ahumado. Y no, no es nocivo para la salud debido a que el veneno no entra en el torrente sanguíneo, éste se va, ya destilado y procesado, al sistema digestivo.

Mezcal Rosado

Destilado Espadín Rosado que es uno de los más especiales ya que se macera durante 2 meses con frutos rojos, que le añaden a la bebida un color rosa con toques dulces y ahumados.

Botellas pintadas a mano

Cada una de nuestras botellas, así como las cajas donde se montan, están pintadas a mano, lo cual lo hacen las mujeres de la comunidad. En todas ellas, envases y empaques, le impregnan a cada una, un diseño único e irrepetible.

Como pudieron leer, son mezcales artesanales y son cien por ciento recomendables. De manera personal, podemos decir que el Espadín es una garantía de sabor, así como un claro ejemplo de que toda su elaboración es hecha tal como se describe. Hemos tenido la fortuna de probarlo y destacan mucho sus aromas afrutados y en la boca se destaca su mineralidad, así como su terrosidad. Y como todo buen mezcal, hay que besarlo antes que tomarlo descontroladamente, ya que son 50 los grados de volumen de alcohol que encierra este delicioso destilado.

Agradecemos enormemente a Anahí González, maestra mezcalera de Agave Rosa, por compartirnos la información y darnos la oportunidad de degustar uno de sus mezcales…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

Celebremos los 31 años del Museo Amparo