in

Develando los secretos del ADN de Beethoven

Y no, no es el perro. Aclaración pendeja porque por tonto que se crea, hay muchas personas que siguen relacionando este ilustre apellido con la película de los 90´s…

Los motivos de la muerte de este gigantesco genio de la humanidad han tenido sus controversias o fe de erratas por así escribirlo; la teoría más socorrida y usada por un largo rato fue la de envenenamiento por plomo, cosa que ya ha sido descartada porque, simple y llanamente, un pendejo tomó o uso unas muestras genéticas que no eran de él. Lapsus pendejus monumental e histórico…

Ahora, al parecer, si consiguieron una del maestro Ludwig, y la neta no tenemos puñetera idea de donde sacaron cabello, ya que las fuentes consultadas – no X, Face o Telegram – no especifican como chingaos los arrancaron o a quien se los pidieron “prestado”. Lo chido es que están cien por ciento convencidos de que si son de este estupendo señor…

Bueno, como sea, lograron aplicar, los científicos encabezados por un tal Tristan James Alexander Begg – ¡ah pinche nombrecito de galán de telenovela! -, en abril del añejo pasado empezaron con el desbarajuste y análisis de ese pelambre. Sus resultados arrojaron cierta certeza sobre su muerte, la cual se aduce a rastros de hepatitis B, causándole males hepáticos, los cuales nos hablan del buen gusto del maestro por el chupe, pero del fino, se estaba quedando sordo no naco…

Efectivamente, los genios son humanos y gozan de deseos hedónicos por el bon vivant, y en esa época del romanticismo, en todas sus áreas, le entraban con singular alegría a los escapes fomentados con elixires alcohólicos o de otra índole. A eso hay que sumarle problemas preexistentes sobre el traqueteado hígado…

Y a pesar de que se lanzaron con todo al ruedo, este estudio hecho a su frondosa cabellera no mostró el porque de su paulatina sordera por más que le rascaron a la caspa del buen Beto. Ese misterio va a seguir siendo tan misterioso como hallar un político honesto y no corrupto…

¡Chale!

Con info de agencias chismosas, perdón, noticiosas…

Edición naquisíma del Invidente…

Written by Invidente Zurdo

Presentación del Cartonero del Diablo en ARPA – BUAP

¡Por Mordor! El ñor de los anillos como libro ultra italo