in

La primera grabación de un Calamar gigante

Un equipo de biólogos marinos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) en una misión de investigación en el Golfo de México logró capturar por primera vez imágenes y un video de un calamar gigante (Architeuthis dux).

El avistamiento fue el miércoles, 19 de junio de 2019.

Cuando el equipo estaba aproximadamente a 160 kilómetros del suroeste de Nueva Orleans, sumergidos a una distancia de 759 metros en el océano, decidieron encender el dispositivo especial. Por lo que, para su sorpresa apareció el calamar. En esta expedición los investigadores también observaron tiburones linternas, medusas de aguas profundas y camarones.

El ejemplar medía entre 3 y 3.7 metros de largo. Además, los expertos estaban 70% seguros de que era un calamar gigante joven.

“Lo más importante es que no hemos encontrado un monstruo. El calamar gigante es grande y ciertamente inusual desde nuestra perspectiva humana, pero si el video muestra algo de su carácter es a un animal sorprendido por su error, retrocediendo después de golpear algo que al principio debe haber parecido atractivo”, explicaron los doctores Sönke Johnsen y Edith Widder, del equipo de NOAA.

Widder fue también parte del equipo de científicos que en el 2012 logró grabar el primer video de un calamar gigante en la bahía de Tokio en Japón.

“Nuestra perspectiva como humanos ha cambiado. Lo que una vez fueron monstruos, para ser temidos, son ahora curiosas y magníficas criaturas. Nos gusta sentir que la ciencia y la exploración han provocado este cambio, haciendo que el mundo sea menos aterrador y más maravilloso con cada cosa nueva que aprendemos” agregaron los expertos.

Con info de https://www.ngenespanol.com/animales/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

La deformación facial de los Habsburgo

“The Madcap Laughs”, los encantadores extremos de locura de Syd Barrett