in

Como morir con clase: Sepultarse con rapé.

Iniciemos con una frase popular de la Irlanda de siglos pasados y la intención era provocar a otro con la amenaza de vivir más que el otro diciendo: “Todavía voy a tomar rapé de tu barriga”. La expresión provenía de la costumbre de invitar a los deudos de un difunto a compartir en el velorio un poco de rapé que se tomaba de un recipiente colocado dentro del ataúd.

Hay un caso que sobresale sobre miles de ellos, al que nos referimos es el de una dama inglesa, quien vivió en Londres a fines del siglo XVIII. La susodicha respondió al nombre de Margaret Thompson, ésta, era una gran fanática de este hábito.

Para su funeral pensó que un solo recipiente no era suficiente, por lo que dispuso en su testamento que su ataúd se llenará con rapé escocés, por lo cual, se dice, expresó: “Nada me parece tan fragante y refrescante como ese polvo precioso”.

El ataúd debía ser llevado en hombros hasta la tumba por los seis consumidores de rapé más conspicuos de la parroquia, a su vez, tenían que portar sombreros color tabaco. El sacerdote llevaría cierta cantidad de rapé, y seis damas ancianas llevarían, cada una, una caja de rapé para consolarse durante el cortejo.

Londres en el siglo XVIII, foto internet…

Su doncella, Sarah Stuart, debía repartir cantidades generosas de rapé entre sus amigos y vecinos; en una reunión que se celebraría después del entierro. Se distribuiría más rapé en abundancia entre los invitados. Al parecer, los designios de la señora Margaret fueron cumplidos al pie de la letra.

Como compendio cultural y de curiosidad, les explicaremos que es el rapé para aquellos que no habían escuchado de ello. En pocas palabras es tabaco aspirado – no se imaginen otras cosas queridos ansiosos -; este tabaco es un preparado de hojas de la mencionada planta, las cuales son secadas, molidas y aromatizadas con diversos materiales.

El termino rapé proviene del idioma francés y su significado es muy simple: “rallado”. Para quienes creen que el mote de “polvo mágico” es de reciente acuñación, nah, al rapé se le conocía como tal.

Ya saben amiguitos, es una idea más para despedirse como se debe de esta tortuosa vida. Por mi parte, lo copiaré, pero lo modificaré con mezcal o caspa del diablo, a ver si con eso me llevo a uno que otro a la fiesta infernal…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

Lomo Logos, la obra retro de Rene Serrano

Efectos de la gravedad cero en el cuerpo humano