in

Efectos de la gravedad cero en el cuerpo humano

A pesar de que se llevan décadas en la exploración espacial, los efectos que sufren los cuerpos en el espacio no dejan de ser sorprendentes, y en algunos casos, peligrosos. Se ha trabajado mucho en ese aspecto por parte de las diferentes agencias espaciales que hay en el planeta; los avances logrados han paliado mucho de esas deficiencias fisiológicas, pero aun con ello, todavía falta mucho para lograr una mejor adaptación. Para ejemplificar, les dejamos el siguiente relato comprobado:

Cuando los cosmonautas Valery Ryumin y Vladimir Lyakhov terminaron su estancia de 175 días a bordo de la estación espacial Salyut 6, estableciendo una marca en 1979, tenían muy mal aspecto. Durante 4 días no pudieron levantarse sin ayuda, sudaban en exceso, tenían taquicardia, sufrían vértigos y náuseas. Después de 6 semanas de terapia y reposo absoluto pudieron volverse a sentirse bien.

Ellos padecían los efectos de la ingravidez. En el espacio, el corazón se debilita porque, sin la resistencia de la gravedad, no tiene que esforzarse tanto para bombear sangre. Los órganos internos de la cavidad abdominal flotan ligeramente fuera de su posición, y los mecanismos del sentido del equilibrio y la orientación se ven gravemente afectados.

Por ejemplo, un astronauta que sube una escalera puede tener la sensación de que está bajando de cabeza. Cuando no hay gravedad, el esqueleto se deteriora con rapidez, los huesos se descalcifican y se vuelven más débiles y quebradizos. En 1985, después de una semana de permanecer en ingravidez, las ratas de 8 semanas de edad que iban a bordo del Spacelab 3, de Estados Unidos, sufrieron una pérdida notoria de masa y fuerza óseas, y un deterioro del 40 % de fuerza muscular.

Los efectos en las ratas nos permiten suponer que los seres humanos jóvenes corren más riesgo que los de mayor edad, y más los fetos. Los humanos del futuro, perfectamente adaptados a la vida en el espacio, podrían ser más bajos, más gordos y con huesos más frágiles. Y al regresar a la Tierra, serían inválidos. Bueno, eso último, es una de las teorías que se han formulado, pero obvio, no se comprobará hasta dentro de unos cientos de años…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

Como morir con clase: Sepultarse con rapé.

El Museo Tec es ahora el Museo Urbano Interactivo