in

Acerca del Arte: René Serrano

Nuestro siguiente invitado ha colaborado con este ejercicio para gente neófita como su servilleta es el genial y admirable René Serrano. Un tipo que busca una definición que encaje de manera poética a la noble labor de ser artista.

Tenemos el gusto de contar con su aporte y, aunque no lo conozcamos físicamente, debemos decir que fue por una de sus obras impresas difundidas por el Museo del Tec de Monterrey que hemos tenido el gusto de ver en él como su arte, su aprendizaje, su aporte, sus maneras de entender la belleza y su consiguiente plasmo en lo tangible, hace de este mundo un sitio menos inquietante…

Él radica en la antigua Valladolid, pero no esa que se halla en la península Maya, más bien va por los rumbos de la jarana, el aguacate, el venerable baile de los viejos, es decir, Michoacán. Más en concreto. Morelia, esa que mi tocayo de apellido nombró como la «Nueva ciudad de Michoacán»…

Al final de la nota dejaremos algunas de las redes de René, para que vean el pedazo de artista que posee este sufrido país…

Por el momento nos avocamos a despejar, bajo su extraordinario punto de vista, algunas dudas «Acerca del Arte»…

Hola Victor Manuel.

Respondo a tu cuestionario que me haces llegar “Acerca del Arte” y con gusto te comparto mi muy personal opinión. Algo importante es que tendré cuidado para utilizar la palabra cultura ya que creo que esta tornaría mi respuesta más extensa.

 ¿Justificará mi opinión al agregar que soy artista? Desde esa perspectiva personal tomaré el significado de la palabra Arte desde su origen etimológico; del latín ars (habilidad), y el equivalente al término griego téchne o tekné (‘técnica’).

Me gusta pensar que los artistas son los “hacedores de hacer”, lo que quieren hacer. Entonces; «Lo que hacemos…», «Lo que hacemos (los artistas) » o ¿Será algo así como: «Lo que hacemos los que hacemos”?…

¿Qué hacemos? Pues «Eso», eso que se oye, se huele, se ve, se degusta y se siente. Y «Eso» los que lo «Hacemos» lo hacemos porque sí para decirlo brevemente.

¿El arte debe ser disruptivo?

Más disruptivo que el mismo concepto de Ars dentro de la sociedad lo dudo… Pero si romper significa ser diferente seguramente el objeto de arte producido contrastará con el resto del conjunto en el cual se encuentre y si este se encuentra dentro de un conjunto de otros objetos de arte contrastará seguramente el todavía más “diferente». Esto no lo hará mejor o peor, de hecho, no lo sabremos, pero al generar una opinión de un grupo de individuos quizá entonces este objeto trascienda. El saber de esta trascendencia estará a cargo del tiempo.

? ¿El arte debe ser contestatario, rebelde…?

No necesariamente, pero puede marcar un acento, una opinión colectiva de alguna medida local / mundial en tiempos de una situación social favorable o no, a cierto grupo o conjunto.

? ¿El Arte debe educar, formar o simplemente entretener?

El Arte desde mi perspectiva (el “Hacer”) NO DEBE nada. Después de ejecutarse ya hizo, como decía Wilde: “Todo arte es completamente Inútil”. Sin embargo; en nuestros momentos de distracción un objeto de arte podría generar cierta interacción, un llamamiento al Juego como supondría Gadamer. Algunos más arriesgados comentan una generación de satisfacción corporal estudiada ahora desde la Neuroestética.

El Neurólogo y profesor de la University College de Londres Dr. Semir Zeki sugiere: «… El artista es sentido, un neurocientífico explora el potencial y capacidades del cerebro, aunque con diferentes herramientas. ¿Cómo estas creaciones pueden suscitar experiencias estéticas? Sólo puede ser plenamente comprendido en términos neuronales. Tal comprensión está ahora a nuestro alcance.» Entonces si esto sugiere nuevas experiencias; podría existir algún aprendizaje.

? Lo anterior ¿no lo vuelve contradictorio e hipócrita? Porque si hablamos de rebeldía, la educación, en los grados académicos básicos, puede llevar connotaciones alienables para que se siga sosteniendo el sistema…

Como tal el objeto de arte es simplemente bello (Analizar etimología) y entonces no tendría por él una finalidad útil, parafraseando a Kant. “Buena o mala” pieza de arte creo que eso no le toca al artista definirlo; ¿quizá a la crítica? y quizá (seguramente…) a los que quieran poseer esa pieza de arte que haya o estén experimentando.

Existe una pieza de danza, de música, de madera, de letras o de vegetales… y quizá su “vida” termine en el último acorde o en su digestión. Pero puede persistir su olor, su pigmento o su grabación. (Record = Re: Restore / Kerd: Corazón).

Este “Record” podría ser entonces “algo” que se pueda poseer, adquirir; una grabación (ajá), un escrito o un disco de Vinyl.

Este objeto representa también la necesidad de alguien para reproducir y poseer para sí mismo esa sensación. Se manifiesta entonces la necesidad de adquirir esta pieza para su deleite personal.

De esta “estación” en adelante esta pieza también se vuelve objeto (con una representación tangible o intangible).

El ahora propietario podrá deshacerse de este objeto mediante la donación o intercambiándolo contra un valor. Este valor también puede ser monetario y entonces entraría en los procesos de venta: oferta y demanda y por lo tanto hablamos de un objeto tasable.

Así pues, el dueño de una tienda de Discos Vinyl fijará los precios de su catálogo consultando, también, los de las otras tiendas de Vinyl incluso representando las mismas bandas, mismos artistas, mismos álbumes y similares ediciones con géneros desde Bach o Pink Floyd.

El vendedor de discos no sólo sabrá de la biografía de su catálogo también tendrá que responder a preguntas o dudas de Audiófilos (NO melómanos) sobre las distintas salidas, dobles agujas o cableados que permitan escuchar o no ciertos álbumes en cuadrafónico.

Algunas de estas tiendas te ofrecerán cerveza a tu llegada, otras, café; algunas más tendrán grandes sofás y otras nada más que un malhumorado dependiente con un catálogo muy reducido o bien aceptar la curaduría de la mediateca estatal.

Lo importante es recordar que la pieza como tal ya salió hace mucho del foro del concierto y esta grabación será multiplicada y exhibida en estas tiendas, recintos, galerías o casas de subasta.

En el año 2002 entré a una galería en la ciudad de Amsterdam fascinado por una bella máscara senegalesa dispuesta en la vitrina principal.

Adentro me topé con un sillón lounge original de Eames, una silla acapulco, un grabado original de Picasso y un “Molinillo Maya” mexicano. (Así decía la ficha técnica) Todo en venta.

El galerista respondió a todas mis preguntas y mostró un gran conocimiento sobre los orígenes del cacao, sus procesos antiguos y contemporáneos. Esta tienda me pareció un muy acertado discurso a los tantos que existen sobre el financiamiento privado del arte.

En cuanto a la existencia del financiamiento desde el estado; las letras de la UNESCO son claras: En 1978 su Consejo Ejecutivo destacaba la importancia del arte en la enseñanza y la necesidad de extender las actividades planificadas a todos los niveles de la enseñanza formal y no formal.

Estamos entonces hablando de educación y eso es otro tema muy extenso, pero ciertamente medible mediante diferentes indicadores, pero quizá el más significativo sea la propia percepción de la población.

El ministerio de Artes (NO de cultura) de un país como Suecia ¿tendrá la misma credibilidad que el ministerio de Artes de Filipinas o Nicaragua?

¿Existirá la misma percepción entre un estado y otro de nuestra república?

René Serrano Rodríguez. Morelia Julio 2023

“A veces la gente se pregunta bajo qué tipo de gobierno viviría mejor el artista y sólo hay una respuesta:

En ninguno” …

Oscar Wilde…

https://www.facebook.com/reneserranolux

https://www.instagram.com/rene_serrano_lux/

«Somos parte del etéreo infinito universal… Entonces somos lo mismo: NADA..»

Written by Invidente Zurdo

Muere Monte Cazazza, el etiquetador de la música industrial

¿Sabías qué…? Info que cura, info que pone…