in

Descolonización, la más progre en museos de España

Utilizando términos recientes, y sin ser fachos o antifas les traemos esta nota más que interesante, lean y saquen sus conclusiones.

El ministro de Cultura, Ernest Urtasun, anunció en la Comisión de Cultura en el Congreso de los Diputados que el Ministerio revisará las colecciones de Museos Estatales para ‘descolonizar’ los museos españoles. El ministro explicó el objetivo del Gobierno de establecer «espacios de diálogo e intercambio» para superar lo que considera «un marco colonial o anclado en inercias de género o etnocéntricas».

Este proceso de ‘descolonización’ de los museos ha despertado la polémica entre adversarios políticos del Gobierno y algunos historiadores, aunque es una práctica que ya se realiza en diferentes museos en España y en resto del mundo. El debate entre quienes lo consideran una medida ideológica contra el patrimonio y quienes lo ven como un avance cultural está servido. ¿En qué consiste la descolonización de los museos que propone Cultura? ¿Cuáles son los ejemplos en otros países?

Según explican desde EVE Museos + Innovación, son muchos los museos de Estados Unidos, Europa y Australia los que ya tratan de gestionar una descolonización de sus colecciones, si bien es un término con diferentes acepciones teóricas: para el The Washington Post, consiste en la forma en la que los museos revisan sus colecciones para «ampliar las perspectivas que retratan más allá de las del grupo cultural dominante, particularmente los colonizadores blancos», aunque existen definiciones más ambiciosas que hablan de acciones «para compartir protagonismo en la documentación e interpretación de la cultura nativa«, como define el Museo Abbe de Maine (Estados Unidos).

En definitiva, esta descolonización son procesos quevarios museos (etnográficos, arqueológicos o artísticos) ya realizan de forma individual y con diferentes enfoques, que en todo caso van destinados a resignificar la presentación y el contenido de sus colecciones para que reflejen la diversidad a lo largo de la historia. Aunque no hay un único concepto ni un manual de instrucciones para hacerlo, en líneas generales algunas de las reflexiones y líneas de actuación de los museos en esta materia se centran en:

  • La reflexión sobre el legado de los museos y su procedencia: las colecciones de muchos museos occidentales proceden del colonialismo y de la ocupación de grandes imperios, como el británico, el francés o el español, de diferentes zonas del mundo, lo que supone una gran controversia en el mundo actual. Colecciones que, además, pudieron ser financiadas con dinero procedente de donantes ricos que hicieron fortuna en las colonias (como es el caso de la colección de Sir Hans Sloane, que ahora es la base de la colección del British Museum).
  • El tratamiento que se hace en las colecciones de los museos de las minorías indígenas: muchos museos inmersos en este proceso reflexionan sobre la presentación de las obras y figuras indígenas en los museos; sobre el significado, por ejemplo, del arte indígena y si debería ser tratado como patrimonio artístico y no etnográfico.
  • La inclusión de la ‘perspectiva indígena’: muchos museos a nivel mundial han comenzado a trabajar con descendientes de las comunidades indígenas locales, especialmente en el caso del trato de los restos y objetos humanos. En algunos casos se ha procedido, incluso, al retorno de objetos a sus respectivas comunidades. 

El ministro de Cultura destacó que en España ya hay museos en los que la ‘descolonización’ es un «eje transversal» en las programaciones temporales del Museo Nacional de Antropología o del Museo de América: para el ministro, el concepto se trata de «visibilizar y reconocer la perspectiva de las comunidades y la memoria de los pueblos de los que proceden los bienes expuestos». En otros museos españoles, como el Prado, el Thyssen o el Reina Sofía, ya se han dado paso para revisar las colecciones artísticas u organizar exposiciones temporales con estas nuevas perspectivas.

También es la tendencia que están siguiendo otros museos en todo el mundo: el Museo Nacional del Indio Americano, el Museo Quay Branly Jaques Chirac, el Museo Nacional de Culturas del Mundo de los Países Bajos… El Field Museum de Chicago organizó exposiciones de artistas nativos americanos «para contextualizar y reconsiderar los objetos allí expuestos». Otros museos, como el Museo Australiano de Sydney, reevalúan sus colecciones y su presentación de las mismas, pasando de ser «dueños» a ser «custodios» de las colecciones, con «una obligación» hacia los dueños originales del legado. 

Otros museos, como el Museo del Hombre en San Diego o el Museo de Historia de Canadá, han ido más allá, trabajando estrechamente con comunidades indígenas respecto al tratamiento e, incluso, a la devolución de objetos o restos humanos. 

Si bien es un proceso que ya se lleva a cabo en museos españoles e internacionales, y aunque en ningún caso se ha detallado en qué consistirá ni qué se debatirá en el espacio de diálogo que Cultura pretende abrir con los Museos Nacionales para «descolonizar» sus colecciones, la propuesta ha recibido críticas de la oposición y de diferentes historiadores

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Miguel Tellado, afirmó que el ministro de Cultura «debería desideologizar la cultura» en lo que desde el PP califican de ocurrencias. La Asociación de Historiadores de Cataluña, por su parte, ha mostrado su rechazo a la posible medida «con fines políticos presentistas«. 

Aunque no hay una única forma de ‘descolonización’ y se ha aplicado de diferentes formas, la pregunta del millón es si, en caso de que esta propuesta de descolonización se convierta en política estatal, los museos españoles podrían tener que devolver piezas de sus colecciones a otros países o comunidades. De momento, no parece que de los «procesos de revisión» de los que habla Urtasun se puedan extraer conclusiones tempranas a este respecto.

En ese sentido, ha habido antecedentes (limitados, eso sí) en la historia reciente: en 2021, el gobierno francés devolvió 26 bienes culturales a Benin como parte de una «nueva política de cooperación patrimonial entre Francia y África» anunciada por el ejecutivo de Macron. El gobierno alemán hizo lo propio con otras piezas del Museo de Berlín al país africano. Otros museos, como el Británico, reconocen el origen colonial de sus colecciones, pero no han seguido esta línea, según explica Newtral

El código deontológico del Consejo Internacional de Museos establece que, «si un país o una comunidad pide la restitución» de un objeto que «haya sido exportado» en contra de los convenios internacionales y nacionales y «forme parte del patrimonio cultural o natural del país o la comunidad peticionarios», el museo deberá cooperar en la devolución «si tiene la posibilidad legal de hacerlo». En cualquier caso, aún es temprano para conocer si esto podría ocurrir en los museos españoles en el futuro. La línea de la descolonización en los museos occidentales parece, de momento, centrada en la contextualización del legado de los pueblos indígenas y el cambio de paradigma al acercar la historia a sus visitantes. 

Puntos de vista blancos y privilegiados…

Artículo tomado de https://www.20minutos.es/

Written by Invidente Zurdo

Ya está el Programa de Actividades y Exposiciones Temporales ‘24

Los últimos estertores de lo ecléctico: Anathema