in

El retrato de un bandido, una de las obras más caras de Australia

Es difícil imaginar que un cuadro que basa su arte en un anti héroe fuera o sigue considerándose muy valioso, refiriéndonos al tema monetario. Y no es que no haya más personajes de esta índole, los hay, y sobran ejemplos; pero el que nos atrajo fue uno hecho en Australia, el cual hizo mucho ruido hace 10 años, ya que fue el más caro de su historia.

Ned Kelly es quien se posa en la obra del pintor Sidney Nolan y se muestra con un rifle, vestido con un blindaje corporal, siendo este detalle el que lo catapulto a las vitrinas, así como un rompe récords en la isla continente. Para que no se nos pase cualquier detalle, diremos que lleva por título First Class Marksman.

Pero, ¿quién rayos es Ned Kelly? Para sus coterráneos y contemporáneos es más conocido como Bushranger, que en palabras nuestras se traduce como Bandolero. Ese fue el apelativo que las autoridades coloniales le asignaron después de que se enfrentó a la policía y se deshizo de 3 de ellos. Pero en lugar de denostarlo sucedió lo contrario, lo elevaron a ser un héroe popular por sus constantes ataques a las autoridades, las cuales no eran muy amigables con los colonos.

Fue perseguido como ninguno, cosa que rindió frutos, ya que lo terminaron atrapando. Su juicio fue casi exprés, su condena, ser ahorcado. Si de por si era una leyenda viva, con su muerte fue puesto en otro panteón, el de los hijos pródigos de una nación recién parida.

Y para quienes se preguntan el porque de un aditamento como la armadura, debemos decirles que, si existió, mejor dicho, existe y está en una vitrina en un museo que se erigió en su honor. Es por eso que Sidney la coloca en su lienzo.   

Ya que mencionamos al autor, es justo describirlo. Sidney Robert Nolan basó la gran mayoría de su trabajo en el folclor e historia de su natal Australia. Tuvo una larga trayectoria donde desarrollo varios estilos, pero el principal de ellos fue el figurativo, que, a pesar de no estar de moda en esos años en que lo trabajo, lo volvió el artista más significativo de su país.

Pero no fue en lo único en que se ocupó, también tuvo otras expresiones dentro del arte; fue escenógrafo en el Royal Opera House de Londres, lugar donde mantuvo una residencia muy productiva por muchos años.

Regresando a la pintura, Sidney quiso resaltar el momento histórico de Kelly, lo cual se sigue celebrando en la cultura popular de Australia. A primera vista parece un diseño sencillo, pero es muy impactante ya que no solo se trata de un hecho histórico, sino que es una demostración de no se necesita una alegoría espectacular o abstracta. El mensaje tampoco es un argumento que requiera descifrarse con lupa, el tema es sobre la formación de una nación que lucho por su construcción – aunque haya pasado por encima los pueblos originales – y tuvo que ir contra corriente con la tiranía de su Estado dominante.

Es por eso que se le dio un valor inestimable, sobre todo en el arraigo del pueblo; pero igual, y siguiendo esa lógica, el cuadro supuso una gran venta para el arte en Australia y se convirtió, en esos momentos, en la obra nacional más cara que se haya vendido: 4.8 millones de dólares.

Y como todo buen artista que se precie ser, no le toco ver esa impresionante cantidad de dinero, así que todo fue a parar a los herederos de su trabajo – nadie sabe para quién trabaja -. Pero es bueno saber que haya otros enfoques para con las costumbres de cada nación, a pesar de la temática bélica, susceptible para mentes menos abiertas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

Adiós a Frankie Banali

Entrevista exclusiva con Diabolvs, Death Metal Chileno