in

La obra de arte invisible de 364 mil pesos

El artista italiano Salvatore Garauvendió una escultura invisible en 18 mil 300 dólares (364 mil 590 pesos mexicanos), presentándola como inmaterial o “de vacío”. No hay duda, hay gente pendeja que cree que todos los demás somos más pendejos y como trabalenguas, no faltará el pendejo que compré su pendejez de manera pendeja…

Según el artista, cualquiera está en su legítimo derecho de poner en duda la existencia de la escultura, pero el comprador debe cumplir con ciertas reglas. Para que no se pueda quebrar o manchar su magnífica creación.

Instalación original de la obra del buen Chava…
Imagen tomada de internet…

Y con estas palabras, este italiano listillo, que de seguro es hijo de la camorra siciliana, explica su “genialidad”: “El vacío no es más que un espacio lleno de energía y, aunque lo vaciemos y no quede nada, según el principio de incertidumbre de Heisenberg, ese nada tiene un peso”

Sí, increíblemente este debe colocarla en una casa particular con una habitación de cualquier obstáculo y con dimensiones de unos 150 x 150 centímetros. Mmm, creo que, en cualquier mansión mexicana, de esas que hay en cada esquina de los municipios más populosos, sobran habitaciones para colocarla.

Otra de las salas donde se exhibió la”obra”…
Imagen tomada de internet…

Pero, ¿qué es pretende este devaluado pariente de Da Vinci o Miguel Ángel? Lo que busca Salvatore Garau es que la escultura, llamada “Io sono” (“Yo soy”, en español), sea exhibida en un espacio digno aunque no pueda verse. Y es que él sigue creyendo que no vendió un nada, vendió un vacío. Descartes, Sócrates, Kant o cualquiera de esos ilustres filósofos estarán reventando de envidia en sus tumbas por, tan profunda idea…

Sigamos viendo más de sus sabias palabra: “Ese espacio concentrará cierta cantidad y densidad de pensamientos en un punto preciso, creando una escultura que desde mi sólo título adoptará las más variadas formas”,

Imagen tomada de internet…

Y, en ese sentido, la escultura que vendió tiene energía que se condensa y se transforma en partículas; es decir, en nosotros. O al menos eso dice. ¡Hasta más cabrón que Sagan o Einstein nos salió el jijueputa!…

Es por eso que el artista ha recordado a la banana pegada a la pared y valorada en 120.000 dólares (2 millones 390 mil 760 pesos mexicanos). Otra reverenda mamada del siglo XXI. Y sí el dizque artista que hizo eso le pagaron, cualquier otro puede poner sus chones cagados como una sublime representación artística…

Salvatore Garau es un artista plástico italiano que participó en el 50 Bienal de Venecia en 2003 y actualmente tiene varias colecciones en distintos museos. Además de la recién escultura invisible que vendió, en febrero del 2020 ya había exhibido otra obra invisible en su primera instalación inmaterial llamada “Buda en Contemplación”.

Al no ser una obra física, en el catálogo de la subasta aparecía un espacio en blanco y el único elemento visible es el certificado de garantía que se llevó el comprador. No entiendo porque luego nos quejamos de los políticos y narcos, al menos esos te venden mejores chingaderas…

Con info de varias agencias internacionales…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

El pulque puede ser anti cáncer

Éntrale al concurso de chelas y estadía en el hotel Brewdog’s