in

Anoche te volviste angustia

¡Nunca! ¡Por favor, nunca más!…

El escucharte mal en medio de la noche me asusto…

Resquebrajo la apariencia de un hombre fuerte…

Me deshizo la mente en un mar de dudas…

El asomarme a tú angustia fue algo que todavía no contemplaba…

No fue grato…

El ver tu hermosa carita con la mirada perdida me partió el alma…

Sostenerte entre mis brazos fue lo más duro y hermoso a la vez…

Ver que te estabas yendo en contra de tu voluntad me desesperaba sin control…

Reanimar tu alma es más difícil que revivir tu corazón físico…

No es tú hora, ni remotamente…

Ni siquiera es la forma…

Ángeles te rodean, te abrazan en el otro plano…

Te llevan a pelear por ti, sólo por ti, como debe de ser…

Y yo te insto a eso, a luchar por ese resto que vale decenas de años…

No, no dejaremos entrar a esas sombras blancas…

No en nuestra guardia astral…

Somos 7…

Y 7 son el embrujo de control…

7 que vivimos y morimos por y para ti…

Nuestra reina y salvadora…

Si hemos de ir por ellos o él, sólo dilo…

Cazaremos como los mismos lebreles del infierno…

Y regresaremos con la pieza correspondiente…

Y no será un mero adorno…

Se vuelve la advertencia para quienes quieran tender el manto…

Para quienes se crean brujas y hechiceros…

El hacha y espada se han desvainado…

Sedientas de falsos espíritus renegados…

Ansiosos de cortar la barata maldad…

Porque para eso podemos multiplicar más…

Sólo pídelo mi niña bella…

Lo imploramos porque tú eres nuestro dique…

La primera piedra desde que Lilith huyo por su bien…

Desde que la quijada de burro cayo y nos liberó…

Y ahí estoy como lo fue anoche…

Con el insomnio de verte dormir bien…

Espantando las inocuas pesadillas, por ti…

Peleando con Morfeo para que no me llevase…

Dejándote sin protección de amor…

No en guardia…

No en mi vida…

Ya que tú eres mi sino…

Por encima del destino…

Mi vida…

Alma…

Mente…

Espíritu…

Cuerpo…

Intelecto…

Historia personal…

Antigua…

Son todas tuyas desde aquella noche que me encarcelaron tus ojos…

Mi Morwyn…

MI todo…

Aquí estoy…

Con toda mi flaqueza…

Mis miedos…

Terrores…

Complejos…

Pecados…

Des virtudes…

Errores…

Pasado de peso…

Pasado de estúpido…

Pasado de época…

Aquí estoy…

Aquí sigo…

Y seguiré…

Sin dejar que el hombre del traje plateado te atrape…

Por eso te arropo…

Destruyendo mu ser…

Por propia decisión…

Y fundirlo a la barrera que mereces…

¿por qué?

Porque nunca jamás en mi guardia…

Nunca jamás en esta vida…

Por encima de parientes o antiguos amantes…

Es así que tú corona llevará la simiente del vade retro…

Así nada más…

Cubriendo el halo de mil vidas…

Written by Invidente Zurdo

Los robots se apropiarán de los empleos

Baby face Nelson, el criminal con más agentes de la ley muertos