in

Antonio Ortuño, el escritor de influencia metálica

El oriundo de Guadalajara tiene más influencia de los grupos de rock, principalmente el metal, que de otros colegas nacionales. Su inicio en la literatura fue impulsado por la designación que le dio el medio informativo ‘Reforma’ allá por el año 2006. De ahí pal ‘real se contagió de un alto grado de inspiración, y esta fue efectiva que inició un periplo por la anteriormente llamada “madre patria”. Algo que no es nada fácil de lograr, pero su calidad y talento lo embarcaron en esta internacionalización.

El escritor mexicano Antonio Ortuño, uno de los más reconocidos narradores iberoamericanos actuales y que creció escuchando música rock, afirmó en la reciente presentación en España de su libro «La Armada Invencible”, que le ha influido más en su formación el grupo Metallica que Juan Rulfo.

En la novela «La Armada Invencible» aborda la enrevesada trayectoria de una hermandad de músicos roqueros, jóvenes promesas frustradas, a las que el cuarentón Barry Dávila quiere volver a reunir, veinte años después, para tocar juntos otra vez y reivindicar un pasado inconcluso.

Ortuño, que con esta obra firma su vigésimo título, señaló en una rueda de prensa que, tras haber escrito de muchas temáticas, nunca hasta ahora había encontrado la historia y el «tono» para hablar sobre una banda roquera y, en este caso, sobre la decadencia de unos roqueros.

«Crecí escuchando rock, punk-rock y metal. Yo era el menor de mis hermanos, mi madre trabajaba siempre y el fin de semana cuando estaba en casa escuchaba a Julio Iglesias, que el narrador del libro trata de tarado, pero yo pasaba completamente de ese asunto», dijo.

Con apenas nueve años, compró su primer álbum, uno de Van Halen, de manera que el rock «fue para mí una influencia estética tal como una formación, como lo fue la literatura o el cine», afirmó.

 A sus 47 años, a diferencia de cuando era más joven y podía decir que Shakespeare, Philip Roth o Patricia Highsmith fueron los que más le marcaron, ahora afirma que también los Pixies lo hicieron y que «los primeros cuatro discos de Metallica han sido mucho más influyentes en mí que Juan Rulfo».

«Eso no quiere decir que Rulfo sea malo, porque es un tótem, una maravilla, pero de él no lo leía todo y sí escuchaba todos los días a Metallica o a Slade», concluye.

Desde siempre quiso escribir una historia que tuviera que ver con la música que escuchaba, porque «no es solo música, marca a los amigos que tienes, la manera en la que te vistes, casi como te comportas, incluso da un poco el patrón de las ideas políticas que vas a tener, es toda una cultura vistosa».

«No es una música que te dé lo mismo que te da la salsa o la balada. Te da unas sensaciones que no obtienes con otras músicas, una sensación como de vértigo. El subidón del rock duro no me lo ha dado ninguna otra clase de música», remarcó.

A buscar sus títulos y leerlos con unas buenas rolas metaleras… Con info de EFE y DW

Written by Invidente Zurdo

“Es la boa…” el día en que un reptil dejó sin luz a Mérida

Flotando entre las notas siderales de VUUR