in

La leyenda de Sabina von Steinbach, la primera maestra escultora

Cierto o no, su historia sigue persistiendo, creando un debate sobre su existencia o no…

En la Edad Media, las mujeres no tenían un reconocimiento oficial en muchas de las labores artísticas u oficios de construcción, que estaban reservadas exclusivamente para los hombres, al menos en lo que se refiere como título de maestro o aprendiz. Por esa situación, el registro de muchas mujeres que laboraron en el levantamiento de varias obras, como el diseño, planeación y construcción de edificios, principalmente catedrales y / o iglesias, no existe.

Escultura atribuida a Sabina von Steinbach
Imagen tomada de internet…

Tal injusticia, que sigue arraigada hasta nuestros tiempos, alcanzo a la hija de un afamado arquitecto, Erwin von Steinbach, a quien se dio el encargo de fabricar la catedral de Estrasburgo y éste, confió en los talentos de su hija.

Sabina, se cuenta, realizó las estatuas que personifican a la iglesia y la sinagoga, que están ubicadas en la puerta sur de la catedral. Estos trabajos están fechados en el siglo XIII y se complementan con una estatua de San Juan, él cual sostenía un pergamino donde había una firma de su autora.

Escultura atribuida a Sabina…
Imagen tomada de internet…

Pero no solo fue Estrasburgo su única labor, también la catedral de Magdeburgo y de Notre Dame cuentan con su talento. La historia, encubierta de leyenda, nos cuenta que Sabina siguió con los trabajos de su padre después de la muerte de éste. Aparentemente, Erwin le pide en su lecho de muerte esta encomienda y ella se convence de esta misión al tener un sueño donde se le muestra la traza de la fachada principal de la catedral, la cual está increíblemente ilustrada, con una belleza que sigue en pie.

Sabina von Steinbach entro a la historia entre el velo de la fantasía y realidad, esto debido a la poca aceptación de las mujeres entre los artesanos, a pesar de que siempre contribuían con alguna de los frisos, esculturas, trazos, técnicas, mano de obra, modificaciones, asistencia, incluso con las “labores” típicas – impuestas – de cocina y limpieza en sus áreas de trabajo.

Escultura atribuida a Sabina…
Imagen tomada de internet…

Como haya sido, Sabina debe considerarse la primera escultura occidental de la historia con descalificaciones de su existencia o la confirmación de esta. Hay indicios que le atribuyen la autoría de las estatuas de esas catedrales, pero se ha de reconocer que no hay historiadores que oficialicen su existencia.

Eso es lo de menos, las piedras que moldeo son excepcionales, los rasgos son hermosos, propios de la época y que se hallan a la altura de otros grandes maestros, ya sean su era o de índole moderno, les guste o no…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…

0

Comentarios

0 comentarios

Invidente Zurdo

Escrito por Invidente Zurdo

Elvis Yona y sus “Armados” triunfan en el Weekly Shonen Jump

Los apagafuegos de la naturaleza, o eso se cree: los Rinocerontes